No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Chile aprueba norma que consagra la gratuidad universitaria

​Con estas reformas, la presidenta busca borrar los vestigios que dejó la dictadura de Augusto Pinochet

El Congreso chileno aprobó este miércoles una norma que consagra la gratuidad universitaria al 60% más vulnerable y da luz verde a avanzar hacia la universalidad, sellando una de las fases más emblemáticas de la reforma educativa impulsada por la presidenta socialista Michelle Bachelet.

La aprobación de la medida --que llega a dos meses de que el derechista Sebastián Piñera asuma la presidencia del país-- fue celebrada por el gobierno, al considerar que pone a la gratuidad a resguardo de los giros que pueda dar el próximo gobierno.

Esta legislación "regula el financiamiento de la gratuidad y considera una nueva institucionalidad integrada por la Subsecretaría y la Superintendencia de Educación Superior", señaló la Cámara de Diputados, que aprobó el texto proveniente del Senado sin modificaciones.

"Al avanzar en la gratuidad en la educación superior, queremos construir un país más equitativo con igualdad de oportunidades. ¡Con la aprobación en el Congreso, consagramos como ley un derecho social que nunca debió estar en manos del mercado!", expresó Bachelet en su cuenta de Twitter, tras la aprobación.

La medida dará luz verde a "avanzar en el financiamiento institucional de la gratuidad que cubre, en la actualidad, hasta el sexto decil de la población (60% más vulnerable)", agregó el comunicado difundido por la Cámara Baja.

La aprobación de la norma --que deberá ver el visto bueno del Tribunal Constitucional antes de ser promulgada por Bachelet-- es "una muy buena noticia para las familias chilenas, para miles de jóvenes a los que hoy día, en Chile, se les ha garantizado y reconocido la educación como un derecho", advirtió la vocera de gobierno, Paula Narvaéz.

La votación de diputados sobre la gratuidad llega un día después de que el presidente electo presentara su gabinete, con el abogado Gerardo Varela como el titular en Educación.

Varela es conocido por su posición contraria a la gratuidad universal, aunque adelantó que como ministro acatará la decisión de Piñera, que durante la campaña advirtió que respetará la gratuidad a los estudiantes que ya obtuvieron el beneficio.

Nuevas reglas a universidades estatales

Horas después de aprobar el documento de educación superior, la Cámara de Diputados despachó para su promulgación una medida que establece un nuevo marco jurídico a las universidades estatales que duplica los recursos destinados desde las arcas públicas y fortalece los estándares de calidad académica.

Las universidades estatales no entregan automáticamente la gratuidad.

"Chile hoy es mejor que ayer. Tenemos calidad, una buena fiscalización y gratuidad", dijo la ministra de Educación, Adriana Delpiano, tras el paso dado por el gobierno -con mayoría parlamentaria- en una jornada que marca la concreción en el Congreso de el ambicioso paquete de reforma educativa.

Asimismo, la reforma educativa se enmarca en un profundo plan de cambios sociales financieros, políticos y sociales que emprendió Bachelet en su segundo mandato. Una reforma tributaria, otra electoral y la educativa fueron la columna vertebral del paquete.

En el plano social, la mandataria chilena aprobó el aborto terapéutico, permitió la unión de hecho de parejas del mismo sexo e impulsó una ley de matrimonio igualitario que aún se discute en el Congreso.

Con estas reformas, la presidenta busca borrar los vestigios que dejó la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Sin embargo, su mandato terminará con Chile bajo el poder de la Constitución heredada del régimen dictactorial, pero con su reforma en camino.

Durante el primer gobierno de Piñera (2010-2014), miles de estudiantes salieron a las calles chilenas a reclamar gratuidad, manifestaciones que siguieron durante el mandato de Bachelet al considerar insuficiente la reforma.