Científicos ticos trabajan en contrarrestar daños del veneno de la terciopelo en músculos humanos

Ciencia​Invesetigadores determinaron que afectación se genera por la acción del veneno sobre las células, los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas

Un grupo de científicos del Instituto Clodomiro Picado (ICP) de la Universidad de Costa Rica (UCR) cree haber descubierto una forma para contrarrestar los efectos que produce el veneno de terciopelo en los músculos de los seres humanos.

Estos investigadores determinaron que aplicando inhibidores de enzimas al suero antiofídico puede revertirse el daño que sufre el músculo por la mordedura. La aplicación tendría que hacerse al poco tiempo de que la persona sufre el accidente, advierten los científicos.

El proyecto surgió porque el grupo de académicos observó que los tejidos musculares del ser humano tienen la capacidad de regenerarse ante cualquier daño que sufran, pero cuando el daño es causado por la mordedura de una terciopelo, esa capacidad de regeneración se pierde.

La investigadora del ICP, Alexandra Rucavado, destacó que uno de los principales hallazgos que arrojó el estudio es que el veneno de la terciopelo destruye los vasos sanguíneos, los cuales son un componente necesario para la regeneración.

investigadora del icp, alexandra rucavado

Rucavado añadió que el veneno afecta directamente las células musculares y las terminaciones nerviosas del músculo, lo que impide la regeneración de este órgano.

"Nos llamó la atención que en el caso de mordeduras de terciopelo el músculo nunca se regenera totalmente", añadió.

El estudio se encuentra en una primera etapa, por lo que los científicos aplicaron el suero solamente en animales. Se espera que en una segunda fase, se aplique en seres humanos.

En Costa Rica se registran entre 500 y 600 casos de mordedura de serpiente al año.