No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Cigarro electrónico puede ser adictivo y atraer a adolescentes a fumar, revela estudio

Salieron a la venta en 20007 en Estados Unidos

Ser adictivo y hasta llevar a los adolescentes que lo utilizan a cambiarse al tabaquismo tradicional, fueron parte de las resultados que surgieron de un estudio sobre el cigarro electrónico con nicotina y publicado este martes por la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina en Estados Unidos.

La cultura del "vaping" o "vapeadores" consiste en inhalar vapor de agua a través de un vaporizador personal.

De acuerdo con el informe, el cigarro electrónico que contiene dicho producto puede ser adictivo y los jóvenes que no han fumado cigarro tradicional pero empiezan a utilizarlo están expuestos a tener un mayor riesgo para pasarse al cigarro tradicional. Los resultados fueron publicados por el New York Times.

"Los cigarrillos electrónicos no pueden clasificarse simplemente como beneficiosos o perjudiciales", dijo el presidente del comité que redactó el informe, David Eaton.

"En algunas circunstancias, como el uso por parte de adolescentes y adultos jóvenes no fumadores, sus efectos adversos claramente ameritan preocupación. En otros casos, como cuando los fumadores adultos los usan para dejar de fumar, ofrecen la oportunidad de reducir las enfermedades relacionadas con el tabaquismo", añadió.

Este aparato lo que hace es aplicar calor a un líquido que se evapora para que la persona pueda inhalar un vapor con apariencia de humo casi inodoro y disfrutar del simple acto de fumar. Se trata de una costumbre que nació como una alternativa al tabaquismo, sin olor, sin mal aliento, sin quemaduras, sin cenizas y, en algunos casos, sin nicotina.

En el caso de las personas que fuman y comienzan a utilizarlo con el objetivo de dejar el hábito, el estudio "constituye una oportunidad para reducir las enfermedades relacionadas con el tabaquismo", dijo Eaton.

Para dicho informe los especialistas analizaron más de 800 estudios de otros investigadores.

Los cigarrillos electrónicos salieron a la venta en Estados Unidos en 2007. Estos artefactos o similares se han convertido en una industria que factura $4.000 millones anuales, con variedad de sabores y productos disponibles en tiendas especializadas y online, explica un artículo de la agencia AP.