No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Figura clave por sus críticas al sandinismo totalitario, así recuerdan al excardenal Miguel Obando

​"Gracias a Dios no está viendo esto por lo que está pasando nuestro pueblo hermano de Nicaragua", dijo monseñor Ángel San Casimiro

Como una figura clave y central de la historia de Nicaragua. Así recuerda el obispo emérito, monseñor Ángel San Casimiro Fernández, al excardenal pinolero, Miguel Obando y Bravo, quien falleció la madrugada de este domingo a los 92 años producto de un deterioro de salud que arrastraba desde hacía varios meses.

El líder religioso, catalogado como un reciente aliado del presidente Daniel Ortega Saavedra, destacó, según el extitular de Alajuela, por su firme oposición al sandinismo de los nueve comandantes y su carácter totalitarista, resaltando en medio de la convulsión vivida en el pueblo del país vecino del norte.

"La figura de monseñor Obando ha sido siempre una figura central. Central no solamente en lo que implica el obispado centroamericano, sino en la historia reciente de Nicaragua. Observemos y recordemos la actitud tan firme que él tuvo en un principio en contra de la ideología sandinista, cuando por todos los medios él luchó para que no fuera una ideología totalitaria, que no fuera una ideología que efectivamente el pueblo de Nicaragua saliera de una situación cual fuera la de (Anastasio) Somoza para entrar en otra peor que fuera la del sandinismo. La verdad es que para ese momento de convulsión en Nicaragua, Monseñor Obando fue una figura clave, lo digo porque supo guardar el equilibrio del papel que la Iglesia debía tomar en ese momento histórico", manifestó monseñor San Casimiro ante la consulta de este medio.

A criterio del obispo emérito costarricense, su participación fue tan destacada que el papa Juan Pablo II llegó a designarlo como el primer cardenal en la historia del país, al tiempo que abrió un espacio para que su sucesor, monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, pudiese ocupar esa misma designación de manera consecutiva.

Para el filósofo y exministro de Cultura, Arnoldo Mora Rodríguez -quien conoció a Obando en actividades de la Iglesia centroamericana-, ese nombramiento fue político, ya que el expresidente estadounidense Ronald Reagan (1981-1989) presionó para que se diera, por la oposición que existía al sandinismo en el norte de América.

Mora y San Casimiro coincidieron en que hasta la fecha es inexplicable el cambio de postura que marcó la trayectoria de monseñor Obando, al terminar por acercarse al régimen de Ortega tras una "movida ágil" del mandatario, a criterio de Mora.

Fue precisamente en el 2004 cuando Ortega se acercó a Obando y pactaron una polémica alianza, que fue sellada con una misa que el cardenal celebró con motivo de un aniversario de la revolución sandinista.

Esto, tal y como lo manifestó San Casimiro, terminó por darle al oficialismo una cercanía a la Iglesia Católica, al menos ante la opinión pública.

AmeliaRueda.com intentó validar el impacto del excardenal en la sociedad nicaragüense con el periodista de ese país Carlos Fernando Chamorro Barrios, no obstante, este indicó mediante un correo electrónico que "el fallecimiento del cardenal es irrelevante".

También se procuró obtener una pronunciamiento de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, pero al cierre de esta nota no ha sido facilitado, así como una reacción del expresidente de la República, Óscar Arias Sánchez (1986-1990 y 2006-2010), pero este no dio respuesta a las llamadas.

"Yo diría que gracias a Dios no está viendo esto por lo que está pasando nuestro pueblo hermano de Nicaragua porque sin duda alguna eso le habría adelantado a él la muerte", añadió monseñor San Casimiro, en referencia al conflicto que por más de un mes ha mantenido a miles de estudiantes en las calles sosteniendo enfrentamientos con grupos de choque que apoyan al régimen, con saldo de más de un centenar de fallecidos.