Colombia está "más cerca que nunca de lograr la paz", dice Presidente Santos ante la ONU

Progreso Problema de las drogas ha tenido graves efectos sobre la población colombiana, coinciden gobierno y FARC

El presidente colombiano Juan Manuel Santos afirmó el jueves ante la Asamblea General de la ONU que su país "está más cerca que nunca de lograr la paz" en sus negociaciones para poner fin al conflicto armado con la guerrilla de las FARC.

"Estamos más cerca que nunca de lograr esa paz", dijo Santos, hablando de "avances sustanciales" con acuerdos en tres de los seis puntos de negociación en las conversaciones iniciadas hace dos años en La Habana con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El gobierno de Colombia y las FARC publicaron este miércoles los acuerdos parciales alcanzados para poner fin al conflicto armado, los que incluyen una reforma rural integral, garantías y espacio para una nueva oposición y la solución al problemas de las drogas ilícitas.

Se trata de 65 páginas de los borradores de los acuerdos alcanzados desde que se iniciaron las negociaciones en noviembre de 2012: "Hacia un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral", "Participación política: Apertura democrática para construir la paz" y "Solución al Problema de las drogas ilícitas".

Ante las constantes "especulaciones sobre lo acordado" y "como una medida de transparencia", ambas partes "decidimos hacer públicos los textos de los borradores conjuntos", señalaron en un comunicado el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) antes de la difusión de los textos.

El jefe de la delegación oficial, el ex vicepresidente Humberto De la Calle, denunció en una declaración leída en La Habana que "opositores al proceso de paz han aprovechado el desconocimiento para poner en circulación toda clase de versiones que pretenden desinformar, que buscan crear desconfianza".

"Además ha habido filtraciones de los acuerdos que han contribuido a confundir más a la opinión pública", afirmó.

"Cada colombiano podrá ahora constatar él mismo lo que hemos acordado", dijo.

Los textos íntegros de los borradores fueron publicados en el sitio web mesadeconversaciones.com.co.

La construcción de la paz "requiere de una ampliación democrática que permita que surjan nuevas fuerzas en el escenario político", para lo cual debe garantizarse "el pluralismo, facilitando la construcción de nuevos partidos y movimientos políticos", señala el borrador

Ese camino "implicará dejar las armas y proscripción de la violencia" y garantías "para la oposición política", mediante un Sistema Integral de Seguridad que prevé el derecho a la "movilización y la protesta", así como el acceso a los medios, según el documento.

Convinieron en que el Gobierno debe prevenir, desarticular y neutralizar "cualquier fuente de violencia contra quienes ejercen la política y tomará todas las medidas necesarias para asegurar que no resurjan grupos de tipo paramilitar".

El Gobierno y las FARC reconocen que el problema de las drogas "ha tenido graves efectos sobre la población colombiana" y ha "alimentado y financiado el conflicto interno".

Para su solución se abordará como "un problema de salud" con una "nueva visión" que busque alternativas al consumo, los cultivos ilícitos y "a la criminalidad asociada al narcotráfico".

El Gobierno se compromete a enfrentar "la corrupción en las instituciones causadas por el problemas de las drogas ilícitas y liderar un proceso nacional eficaz para romper de manera definitiva cualquier tipo de relación de este flagelo con los diferentes ámbitos de la vida pública".