Compañía teatral española intenta salvar el arte dramático con apoyo de revista pornográfica

Iniciativa​Venta de entradas para una obra de teatro… en revistas porno: es la idea de una compañía femenina de Madrid para beneficiarse del IVA

Si quiere apoyar la cultura, compre pornografía: las entradas a una obra de teatro clásico que vende una compañía española están incluidas en una revista porno, para que paguen sólo el 4 por ciento de IVA correspondiente a las publicaciones en lugar del 21 por ciento con que España grava los espectáculos culturales.

La compañía teatral femenina Primas de Riesgo pretende con ello, además de que el público acuda a ver su versión de 'El mágico prodigioso', de Pedro Calderón de la Barca (1600-1681), protestar por la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) a teatro, cine o conciertos decidida por el actual Gobierno del conservador Partido Popular en septiembre de 2012.

Del 8 por ciento hasta entonces vigente se pasó al 21 por ciento, el tipo máximo en España.

Hace unos meses, a la actriz Karina Garantivá, directora y productora de Primas de Riesgo, se le ocurrió una idea mientras rumiaba apesadumbrada sobre el "absurdo" de que el teatro sufra el IVA máximo, cuando todas las revistas gozan del mínimo cualquiera que sea su contenido: iniciar los trámites legales para convertir la compañía en una distribuidora de revistas porno.

Compraron un lote de 300 publicaciones de los años 80 y 90 a un coleccionista particular por una módica cantidad, y a cada una le añadieron de regalo un pase a la función de 'El mágico prodigioso' que representaron el pasado 25 de noviembre en un teatro de Madrid. El precio de la revista-entrada era de 16 euros.

Su efecto práctico, un ahorro de 17 puntos de IVA. El objetivo principal, lanzar un debate público mediante una campaña bautizada 'Revistas porno 4 por ciento- Calderón 21 por ciento'.

"Queremos que la gente piense qué clase de sociedad toma estas decisiones. Que compare y extraiga conclusiones: la pornografía y Calderón, que es el Shakespeare español", explica Garantivá, colombiana de 34 años afincada en España desde hace 12.

"Nosotras no queremos subvenciones, somos una iniciativa privada. La mejor subvención es que las medidas fiscales no me impidan desarrollar mi trabajo", aclara la directora. El sector de la cultura representó un 2,5% del Producto Interior Bruto (PIB) de España en el año 2012, según los últimos datos del Ministerio de Educación y Cultura.