Congreso de Guatemala decide este martes si levanta inmunidad a presidente Otto Pérez

sesión​Crece presión social para que mandatario renuncie


El Congreso de Guatemala convocó a una sesión este martes para decidir si levanta la inmunidad al presidente Otto Pérez y someterlo a la justicia ordinaria por su posible vinculación a una red que cobraba sobornos a empresarios para evadir impuestos, conocida como "La Línea".

Mientras, decenas de sindicalistas guatemaltecos bloquearon los ingresos al Congreso en demanda de la aprobación de leyes sociales, horas antes de la votación programada para decidir si se levanta la inmunidad a Pérez.

"Somos pueblo que estamos exigiendo que se aprueben iniciativas de ley prioritarias", dijo a periodistas Nery Barrios, dirigente de la Unidad de Acción Sindical y Popular (UASP), quien anunció que tienen previsto retirarse antes que los diputados inicien la sesión.

"Está planteado retirarnos" en la tarde para permitir la sesión legislativa, agregó el sindicalista quien dirige la protesta, que incluye ancianos y niños, en demanda de la nacionalización de la energía eléctrica y la aprobación de leyes sobre desarrollo rural, agua y minería.

Para levantar la inmunidad presidencial se necesitan como mínimo el voto de 105 de los 158 diputados.

El Presidente fue involucrado el 21 de agosto al escándalo, cuando la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad en Guatemala solicitaron a la Corte Suprema de Justicia autorizar el proceso para quitarle la inmunidad por los indicios de su participación.

Mientras los sindicalistas protestaban frente al Congreso, organizaciones indígenas y campesinos bloquearon unas 10 carreteras en diferentes regiones del país para exigir la renuncia del gobernante.

A pesar de la presión social para que renuncie, Pérez aseguró el lunes en conferencia de prensa que se mantendrá en el cargo y negó cualquier vinculación con el fraude.