No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Congreso peruano decide este jueves si destituye a su Presidente

Pedro Pablo Kuczynski mintió sobre sus lazos con la cuestionada compañía

El Congreso de Perú inició este jueves la sesión plenaria que debe culminar con la votación sobre el pedido de destituir al presidente Pedro Pablo Kuczynski por haber mentido sobre sus lazos con la empresa brasileña Odebrecht.

El gobernante de mayor edad que ha tenido Perú, cuyo mandato de cinco años concluye en julio de 2021, corre el riesgo de convertirse en el primer presidente en América Latina en perder su cargo por efecto del megaescándalo de corrupción desatado por el gigante brasileño de la construcción.

Para evitarlo, Kuczynski, un economista de 79 años e hijo de un médico alemán que emigró a Perú con su familia en 1936 huyendo de la Alemania nazi, debe convencer de su inocencia a sus adversarios políticos, de derecha e izquierda, que pidieron la "vacancia presidencial" alegando "incompatibilidad moral".

"Vengo hoy a su solicitud para enfrentar de pie y dar la cara al país una acusación falsa", dijo Kuczynski al iniciar sus descargos en la sesión iniciada a las 9.37 a.m. locales y transmitida en vivo por el canal de televisión del Congreso. El único punto de la tabla es el debate del pedido de "vacancia" presidencial por "permanente incapacidad moral".

"Vengo a demostrar mi inocencia porque al parecer a eso es lo que se me obliga. No gozo de la presunción de inocencia, muchos de aquí han presentado su posición sin escucharme", añadió el mandatario de centro-derecha de 79 años.

Junto con negar que sea "corrupto", el mandatario afirmó que "lo que aquí está en juego no es la vacancia de un presidente, sino la democracia que tanto le costó al Perú recuperar".

"No soy corrupto y no he mentido, jamás he favorecido a ninguna empresa, siempre he actuado de acuerdo a ley y a la ética profesional", indicó, agregando que mientras era ministro la firma de su propiedad que prestó asesorías a Odebrecht era gestionada por su exsocio, el chileno Gerardo Sepúlveda.

Después de que el mandatario presente sus descargos, el Congreso peruano, dominado por la oposición fujimorista, realizará un debate y luego votará si destituye a Kuczynski.

El proceso de "vacancia" presidencial inició en el Congreso después de que Odebrecht revelara que había pagado casi $5 millones por asesorías a empresas ligadas a Kuczynski cuando era ministro, y lo destituiría por "incapacidad moral".