Casi medio millón de personas pide al papa no autorizar comunión a divorciados que se vuelven a casar

firmasIniciativa fue lanzada por varias organizaciones católicas conservadoras, conocidas por sus campañas en contra del aborto.

Cerca de medio millón de personas han firmado una petición en contra de que el papa Francisco autorice la comunión a los divorciados que se vuelven a casar y de condena a la unión entre homosexuales, informaron este jueves los organizadores de la iniciativa.

Según la página internet www.filialsuplica.org, más de 463 mil personas en todo el mundo habían firmado hasta este jueves la petición. El 5 de agosto el papa manifestó que los divorciados vueltos a casar no están excomulgados, y tienen las puertas de la Iglesia abiertas.

Llamada "Filial Súplica a su Santidad para el futuro de la familia", los firmantes piden con ese mensaje al "papa Francisco que reafirme categóricamente la enseñanza de la Iglesia de que los católicos divorciados y vueltos a casar civilmente no pueden recibir la Sagrada Comunión y que las uniones homosexuales son contrarias a la ley divina y a la ley natural".

La iniciativa fue lanzada por varias organizaciones católicas conservadoras, conocidas por sus campañas en contra del aborto y que cuentan con el apoyo de numerosos dirigentes de la Iglesia católica.

Entre los firmantes figuran varios obispos y cardenales, entre ellos el estadounidense Raymond Burke, cuya influencia en la Curia Romana ha disminuido tras la elección en 2013 del papa argentino.

El pontífice convocó para octubre un sínodo o asamblea de obispos de todo el mundo para debatir varios temas que se anuncian complicados, si bien el documento de trabajo divulgado en junio resulta una mediación entre posiciones progresistas y conservadoras.

La cuestión de los católicos que se casan en segundas nupcias divide a la Iglesia, al igual que el lugar de los homosexuales en su seno o las uniones civiles.