Contraloría: 5 municipios dejaron de ejecutar hasta ¢11 mil millones anuales en obras

informe​Montos que no se invirtieron oscilan entre los ¢5 mil millones y los ¢11 mil millones.

Entre 2011 y 2014, las municipalidades de Liberia, Parrita, La Unión, Escazú y Moravia dejaron de ejecutar -en conjunto- montos que van desde ¢5.428 millones hasta ¢11.034 millones en recursos que debían ser utilizados en inversión de obras, mejoramiento de la red vial cantonal y actividades propias del deporte y la recreación.

Así lo revela el informe de la Contraloría General de la República DFOE-DL-IF-000011-2015 del 30 de setiembre de este año.

Para el gerente del Área de Desarrollo Local de la Contraloría, German Mora, los hallazgos plantean desatención en las necesidades de los vecinos de estos cantones y en la consecuente paralización de obras.

gerente desarrollo local contraloría, german mora

Según la auditoría de las liquidaciones presupuestarias de los municipios, "se acumularon dineros provenientes del impuesto sobre la propiedad de bienes inmuebles, destinados a la ejecución de servicios y proyectos para el desarrollo cantonal".

Solo en 2014, el municipio que más superávit acumuló fue el de Liberia con un total de ¢3.177 millones.

En segundo lugar se ubica el cantón de Escazú, que dejó de invertir ¢2.670 millones, seguido de la Unión de Tres Ríos con ¢2.404 millones, Parrita con ¢1.335 millones y Moravia con ¢321 millones.

De la misma forma el año en que estas cinco municipalidades más acumularon recursos ociosos fue el 2013, cuando se dejaron de invertir ¢11.034 millones.

De acuerdo con el ente contralor, las sumas con destino específico pendientes de ejecutar en esas municipalidades, en los años 2013 y 2014 representan en promedio el 19 por ciento y el 25,2 por ciento respectivamente de los ingresos reales.

Para la Contraloría la ausencia de normativa interna y de mecanismos de control que permitan regular el registro y la ejecución de los recursos, es uno de los factores que dificulta definir con claridad los responsables.

Pese a ello, el entre contralor ordenó a los alcaldes de cada municipio acelerar la ejecución de los recursos y enviar antes del primer semestre de 2016 un informe al ente contralor sobre el avance que hayan tenido.

Pese a estas debilidades en la gestión municipal, el martes 13 de octubre los diputados aprobaron el expediente 18.001 que repartirá entre todos los municipios unos ¢63 mil millones, otorgándoles mayor independencia en el manejo de recursos destinados a la red vial cantonal.