No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%

Más datos

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Fotografía de la terminal del aeropuerto Juan Santamaría de Alajuela

Pasajeros del Juan Santamaría contarán con cuatro nuevas salas de abordaje y un área para mascotas

Obras tendrán un costo de $20 millones

Con cuatro nuevas salas de abordaje y un área para mascotas, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría se expandirá por primera vez hacia su costado oeste.

La mañana de este lunes, el operador Aeris Holding Costa Rica dio a conocer los detalles del nuevo bloque V que se construye en la terminal, el cuál está constituido por un edificio de cuatro pisos y más de 6.000 metros cuadrados.

Entre las características de la estructura resaltan cuatro salas de abordaje que aumentarán la capacidad en 4 aviones y unos 600 pasajeros, de las cuales 2 tendrán puentes de contacto y las restantes se utilizarán para atender posiciones remotas.

Dicha área también contará con un nuevo restaurante en las salidas del aeropuerto, así como un espacio para mascotas y un nivel superior para una nueva sala VIP.

Además, el denominado "bloque Víctor" estará acompañado de una expansión de la rampa de parqueo en dos posiciones de 5.500 metros cuadrados en concreto.

"Tenemos un interés genuino en aportar a la competitividad de Costa Rica y velar por el desarrollo de una infraestructura aeroportuaria moderna y eficiente. Ir adelante del tráfico aéreo es crecer y hacerlo rápido, con el bloque V llegaremos a 13 puentes de contacto y tendremos la capacidad de atender, simultáneamente en salas, hasta tres aviones de cuerpo ancho", explicó el director ejecutivo de la administradora, Rafael Mencía.

La edificación, que quedará lista para diciembre de este año, tiene un costo de $20 millones.

Paralelo al desarrollo del bloque Víctor, la terminal tendrá cuatro niveles tipo sótano que se valora en $17 millones.

En ellos se contemplan 16 posiciones de chequeo o entrega de equipaje, 15 kioscos de autoservicio, un carrusel de reclamo de equipaje, una expansión del área de Aduanas y Agricultura, así como propiciará un espacio adicional para oficinas de las aerolíneas.

Otras obras en desarrollo

A mediados del presente año iniciaron las obras del proyecto denominado calle la Candela, el cual contempla seis obras valoradas en $39,5 millones.

Este incluye la reubicación y extensión de dicha carretera, con el objetivo de generar un mayor espacio para una serie de mejoras requeridas en el campo aéreo. Los cambios en la vía pretenden mejorar la comunicación con las comunidades de El Coco, La California y Ojo de Agua.

Lo anterior involucró el desplazamiento en 300 metros al este de la calle y la creación de un tramo de 1.5 kilómetros, el cual conecta a la autopista General Cañas con la intersección de Ojo de Agua, la cual concluyó el pasado 26 de octubre. Se espera que para el 17 de diciembre quede listo el tramo desde Ojo de Agua hacia el oeste.

"Los trabajos del proyecto La Candela son los conocidos habilitadores para obras mayores y sus principales efectos se harán notar en un aeropuerto más eficiente, con despegues más rápidos y hasta 12 salidas de aviones adicionales, por hora, por la pista 25. Eso quiere decir, por ejemplo, que los tiempos de espera en horas pico serán mucho más ágiles y las aerolíneas que operan en este aeropuerto estarán mejor servidas", indicó Mencía.

Con esas modificaciones, el aeropuerto se dotó de una Zona de Seguridad al Final de la Pista (RESA, por sus siglas en inglés) que incluye un área de 90 metros de ancho y 150 de largo, sin obstáculos y destinada a los casos en los que se tenga que abortar un despegue.

También se extenderá la pista en 60 metros y se incluirán dos accesos nuevos hacia la cabecera este de la pista desde una calle de rodaje paralela en la parte sur, misma que elimina la necesidad de que los aviones circulen por la vía principal.

En la pista además se sustituirá por completo el sistema de luces, que tenía 40 años sin ser renovado. El nuevo brindará una mejor protección ante descargas atmosféricas, circuitos para minimizar afectaciones, redundancia y dará mayor eficiencia energética.

La zona de seguridad, la extensión de la pista y el nuevo sistema de luces estarán en servicio a mediados de diciembre de este año.

Todas las obras forman parte de un intenso programa de inversiones contempladas en el Plan Maestro de Aeris, el cual supera los $143 millones.

Recientemente, la administración colocó 20 máquinas de auto chequeo permitió a los visitantes agilizar sus trámites de ingreso, disminuyendo la duración del proceso de 15 minutos a 30 segundos. Dichos puestos se sitúan a lo largo del lobby en el área de salidas internacionales y permiten que los pasajeros puedan escanear su boleto por cuenta propia, para luego completar el registro ante la aerolínea de su viaje.

También se modernizaron los sistemas y las herramientas de su Centro de Operaciones y Comunicaciones (AOCC, por sus siglas en inglés), lo que permite integrar todos los elementos de seguridad en un único sitio, previniendo actos de interferencia ilícita a través de accesos a zonas restringidas.

Además, se le efectuaron otra serie de implementaciones tecnológicas que permiten la visualización simultánea y en ultra alta definición de las totalidad de las áreas del aeropuerto, abarcando desde los puestos en el lobby, hasta las paradas de buses en las afueras del mismo.

De acuerdo con el representante de Aeris, parte de esas mejoras tienen que ver con la intención de volver al Juan Santamaría un espacio más digital y con mejor experiencia para sus visitantes. Por ello es que la administración también efectuó la apertura de una licitación por $1.6 millones para dotar de internet inalámbrico (Wi-Fi) gratuito a toda la terminal, garantizándole al usuario una conectividad del 100 por ciento por hasta tres horas.