No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Declaran alerta amarilla en 9 cantones ante afectaciones por intensas lluvias

11 carreteras permanecen con cierres totales o parciales tras deslizamientos

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) declaró alerta amarilla la mañana de este sábado en nueve cantones de Limón, Heredia y Cartago, luego de que esas regiones presentaran 80 incidentes durante la tarde y noche del viernes a consecuencia de una intensificación de las lluvias.

Dicha disposición recae sobre las localidades de Limón Central, Siquirres, Matina y Talamanca, en Limón; Turrialba, Jiménez, y Alvarado, en Cartago; y Sarapiquí y San Isidro en Heredia.

Lea: Fuertes lluvias provocan cierre de vías, deslizamientos e inundaciones en varias partes del país, reporta CNE.

A su vez, la institución declaró alerta verde en los cantones limonenses de Guácimo y Pococí, así como en la totalidad del Valle Central.

"La medida está basada en los informes de campo generados por los comités municipales de emergencia y el informe del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), el cual indica que las lluvias se podrían mantener durante la mañana del sábado inclusive", indicó la Comisión.

Pronóstico del tiempo

De acuerdo con la meteoróloga Rebeca Morera, para este sábado por la mañana se prevén lluvias fuertes en el Caribe y la Zona Norte, así como lluvias ocasionales en el Valle Central, las montañas y cercanías de las regiones del Pacífico. Para la tarde y la noche del sábado, la especialista pronosticó lluvias de moderadas a fuertes en el Caribe y la Zona Norte, aguaceros aislados con tormenta eléctrica en el Pacífico Central y Sur, mientras en el Valle Central y Pacífico Norte lluvias ocasionales.

Los vientos con ráfagas fuertes se mantendrán a lo largo del sábado, registrándose velocidades máximas de entre los 50 y 90 kilómetros por horas en el Valle Central, el Pacífico Norte y las cordilleras costarricenses. En las partes altas del Área Metropolitana, los vientes ocasionarían la caída de las temperaturas hasta los 14 o 17 grados Celsius, mientras que en el resto de localidades de la parte central del país estas serían de entre 18 y 22 grados Celsius.

Afectación en carreteras

El Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) confirmó que tras las precipitaciones del viernes se presentaron afectaciones en al menos siete carreteras nacionales, entre ellas la ruta 32 -que conecta a San José con Limón- que permanece cerrada en ambos sentidos por derrumbes en los kilómetros 18, 21, 29, 35 y 39. Maquinaria de la entidad se traslada desde la capital hacia la zona para rehabilitar el paso.

Las demás vías con problemas son la ruta 2 -Interamericana- a la altura de La Hortencia, donde se presentó un derrumbe en ambos sentidos; la ruta 4 -Santa Clara de Limón- presenta varias inundaciones en la comunidad de El Tigre; la ruta 142 -entre Cañas y Tilarán- tiene un derrumbe sobre sus dos carriles que impiden el paso por el lugar cerca de la represa del Arenal; la ruta 505 -que conecta a Puerto Viejo de Sarapiquí con la boca del Río Sucio- presenta una acumulación de agua que bloque el paso de vehículos a lo igual que la ruta 507 en barrio Naranjal, Sarapiquí.

También hay paso regulado por la ruta 10 entre la Lima y Siquirres, en la 230 que conecta a Turrialba y Santa Cruz, la 225 entre Turrialba y Tucrrique; mientras quela 415 de Turrialba a La Alegría presenta cierre total en Las Brissa, así como la 414 de La Suiza a Grano de Oro tiene un cierre en Las Quebradas.

Interrupción del servicio eléctrico

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) reportó que 18 mil de sus clientes permanecen sin servicio de electricidad a consecuencia de las fuertes lluvias.

Cuadrillas de la institución se encuentran trabajando de manera permanente para rehabilitar la electricidad conforme los accesos y las condiciones del tiempo lo permiten en las comunidades de Pococí, Siquirres, Talamanca y Turrialba.

Las lluvias generaron afectación en cinco radio bases del Instituto y una torre de telecomunicaciones; también obligaron a activar protocolos de emergencia en Cachí, Angostura y Reventazón, el cual consta de un vertido controlado para regular el nivel de los embalses.

Crédito de fotografía: Comisión Nacional de Emergencias.