Derechos laborales de indígenas panameños en el país carecen de regulación

desigualdad​Familias Ngöbe sufren problemas de salud y vivienda

Los derechos laborales de los indígenas Ngöbe panameños, que ingresan al país para trabajar en la recolección de café, carecen de regulación por parte de las autoridades de Costa Rica y Panamá, según sostuvieron este martes la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, y la directora general de Migración, Kattia Rodríguez, en el programa Nuestra Voz.

Defensora de los Habitantes, Montserrat SOlano

Solano afirmó que el trabajo interinstitucional para mejorar las condiciones en las que viven estos indígenas en el país ha quedado rezagado.

Un reportaje publicado este lunes por el Diario Extra reveló que los Ngöbe -originarios de Veracruz , Chiriquí y Bocas del Toro en Panamá- atraviesan la frontera de manera irregular en busca de trabajo y terminan alquilando viviendas en condiciones insalubres.

Directora General de Migración, Kattia Rodríguez

La Directora de Migración explicó que esa institución tuvo que incluir en un reglamento un capítulo especial sobre la condición laboral de las personas indígenas.

Esto, porque la Ley General de Migración de 2010 carece de un apartado que especifique estos casos particulares.

Rodríguez detalló que se encuentran trabajando con autoridades de migración panameñas, con el fin de definir un permiso especial para estas personas que ingresan al país de manera temporal.

El director ejecutivo del Instituto del Café de Costa Rica ( Icafe), Ronald Peters, comentó que las malas condiciones de los indígenas en las fincas cafetaleras no es algo generalizado, sin embargo, reconoció que se debe desarrollar una estrategia para revertir la situación en aquellos lugares donde sí están presentes.

DIRECTOR EJECUTIVO DEl iCAFE, Ronald Peters

La Defensora de los Habitantes agregó que muchos niños sufren descuidos porque sus madres salen a trabajar a los cafetales.

La condición migratoria irregular también les inhibe de acudir a centros médicos por temor a ser deportados, lo que perjudica la salud de los indígenas.