Desgaste en la cadera explica notable renquera del Papa en visita a Cuba y EE.UU., dice su portavoz

PADECIMIENTO​Es sometido a sesiones “regulares de fisioterapia”, dice el padre Federico Lombardi

El papa Francisco sufre de la cadera y es sometido a sesiones "regulares de fisioterapia", reconoció el sábado en Filadelfia (este de Estados Unidos) el portavoz de la Santa Sede, consultado sobre la cada vez más visible renquera del pontífice.

"El papa sufre de problemas en el movimiento de sus piernas. Algunos días está mejor que otros. Durante un viaje como este, en el que debe desplazarse a menudo, está un poco fatigado físicamente. Es normal. Pero felizmente duerme muy bien", precisó el padre Federico Lombardi.

A sus 78 años, el papa, que realiza un viaje de ocho días por Cuba y Estados Unidos, camina lentamente y rengueando. Cuando sube o baja escalones cerca de un altar o en un atrio, uno de los sacerdotes que lo acompañan a menudo lo toma discretamente del brazo para ayudarlo. Pero a él no parece gustarle mucho esta ayuda.

Desbordante de energía, Jorge Bergoglio se levanta a las 4 a.m. o 5 a.m. y cumple en el Vaticano un programa de trabajo intenso. Sus viajes son aún más agotadores.

El papa se despedirá de Estados Unidos el domingo, con la misa de cierre del festival de las familias, y luego de reunirse por la mañana con los obispos estadounidenses y visitar un centro correccional para jóvenes de entre 18 y 21 años.