Despega con éxito nuevo carguero rumbo a Estación Espacial, tras dos misiones fallidas

Misión Misión pretende reabastecer de suministros a la estación

Una nave no tripulada Progress despegó el viernes del cosmódromo kazajo de Baikonur con el objetivo de reabastecer a la Estación Espacial Internacional, tras el fracaso de otras dos naves que tenían la misma misión.

Unos minutos después del despegue, cuando el cohete no era más que un punto rojo en el cielo azul de Kazajistán, la nave se separó de su tercera sección, como estaba previsto.

El Progress M-28M despegó de las estepas de Kazajistán en dirección de la ISS, según mostraron las imágenes de la televisión rusa.

"Todo se desarrolla con normalidad", declaró el Centro Ruso de Control de Vuelos Espaciales (TSUP).

Tras un viaje de dos días, el Progress M-28M debe amarrarse el domingo a las 7,03 a la ISS con tres toneladas de alimentos y de material científico destinados a los astronautas.

Se trata de la primera nave de esta familia que despega después de que otro cohete de este mismo tipo se desintegrara el 8 de mayo en el espacio, sin haber conseguido alcanzar la estación espacial.

El despegue se produjo también unos días después de la explosión, el pasado domingo por la noche, del cohete estadounidense Falcon 9 de SpaceX, cuya cápsula no tripulada Dragon debía abastecer a la ISS.