Destrucción de manglares en Paquistán pone en peligro a ricos ecosistemas de áreas protegidas

Destrucción​El manglar es una defensa natural contra los elementos, que según los expertos es vital para la franja costera paquistaní y en particular para Karachi, hogar de unas 20 millones de personas

Un Manglar ubicado en el río más largo de Pakistán cerca de Karachi es hogar de un rico ecosistema pero está amenazado. En la década de los 30 cubría cerca de 600 mil hectáreas, hoy sólo son 100 mil.

Muchos de los manglares han sido cortados para ser usados como combustible. Los madereros ni se inmutan con el patrullaje de los conservacionistas. A pesar de lo poco que ganan, se arriesgan a que les impongan multas de cientos de miles de dólares.

Cortar los manglares es ilegal ya que están protegidos en Pakistán. Además del daño causado por estos taladores, grandes factorías también violan la ley.

El manglar es una defensa natural contra los elementos, que según los expertos es vital para la franja costera paquistaní y en particular para Karachi, hogar de unas 20 millones de personas.