Conflicto por agua en Sardinal tendrá mediación de Defensoría

Problemática ​Diferencia de criterios es evidente en ambas partes

El conflicto por la construcción de un acueducto en Guanacaste existente entre Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y un grupo de vecinos de Sardinal de Carrillo, tendrá a partir del próximo lunes 11 de noviembre la mediación de la Defensoría de los Habitantes, confirmó la presidenta del AyA, Yamileth Astorga en el programa Nuestra Voz de este miércoles.

El conflicto ha llegado a tal punto que este martes se produjeron enfrentamientos entre vecinos y la policía, que dio como saldo detenciones y varios heridos.

El Comité Pro Defensa del Agua de Sardinal exige que se detengan las obras inmediatamente mientras se realiza una mesa de diálogo y ellos exponen todas sus preocupaciones del por qué se oponen al actual proyecto de construcción del acueducto Sardinal-El Coco-Ocotal.

"En este momento el Comité Pro Defensa del Agua está pidiendo que se negocie porque no nos parecen las reglas y las formas bajo las cuales se están llevando el agua", comentó la vecina del lugar y vocera del grupo, Marita Arce.

Sin embargo, la presidenta del AyA aseguró que eso no es posible y que ellos en muchos momentos visitaron la zona para explicar los trabajos que harán y cómo se distribuirá el agua, pero no tuvieron ninguna respuesta de la comunidad.

Astorga mencionó que ellos siempre han estado dispuestos a dialogar, pero que es casi imposible cuando del otro lado la respuesta es siempre negativa.

"Nunca he dicho no al diálogo, nunca. La Defensoría me contactó el día de ayer (el martes) para ver si nos podemos reunir el lunes (11 de noviembre) para este tema y le dije que con todo gusto. Si hay algo en mis características es que nunca me voy a negar al diálogo, donde hay apertura, no podemos sentarnos a la mesa solo con un no y ese no no cambia", comentó la funcionaria de Acueductos y Alcantarillados.

Otro de los puntos que preocupa a dicho comité es que los estudios que utilizó el AyA se realizaron en el 2008 y que hoy en día la situación es diferente por lo que tienen la inseguridad sobre si el manto acuífero seguirá generando agua dentro de 50 años. No obstante, Astorga explicó que aunque fueron utilizados también toman en cuenta otros estudios y que han realizado constantes monitoreos al acuífero para determinar la cantidad de agua que produce y se puede utilizar.

"Decir que falta información es porque no han querido recibirla, tanto que se ha pasado casa por casa, dando información y evacuando dudas. Se conformó un grupo con SENARA (Servicio Nacional de Riego y Avenamiento) para un manejo sostenible, en este caso se sabe que este acuífero tiene una capacidad de 1.100 litros por segundo, y en donde se toma un acuerdo de que se debe conservar el 60% de la producción de agua del caudal", señaló Astorga.

Los análisis mensuales que son elaborados por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), el SENARA, la Universidad de Costa Rica (UCR) y el AyA, establecen que el acuífero puede abastecer a la población con más de 400 litros por segundo incluso en periodos de sequía.

No obstante, el acueducto que se construye sólo aprovechará 70 litros por segundo para las comunidades costeras del distrito.

La presidenta del AyA insistió que este proyecto es para abastecer de agua a todas las familias de El Coco que lo necesitan y no a los proyectos de desarrollo que pueden darse. Entre sus explicaciones citó que el acuífero de El Coco debe quedarse "tranquilo" por un tiempo, para volver a ser saludable.

Desde el 2008 el tema de disponibilidad del recurso fue lo que inició el conflicto entre el AyA y los vecinos de Sardinal. Así como hoy en día, los habitantes de la zona cuestionaron los estudios que habilitaron iniciar con el proyecto.

Sin embargo, en 2009 la Sala IV ordenó anular el estudio de viabilidad, lo cual detuvo la obra.

El año pasado el AyA retomó el proyecto, pero los problemas entre ambos protagonistas ha ido en aumento conforme se avanza con las obras.

Diferencia de opiniones

Este martes el Acueductos denunció que dos oficiales de la Fuerza Pública y un inspector de dicho instituto resultaron heridos en un ataque con piedras propiciado por alrededor de 60 personas en Sardinal de Carrillo, Guanacaste.

Según Arce el problema se dio primero por un grupo de muchachos que la emprendieron con piedras contra un carro del ente y luego por una disputa entre uno de los compañeros del Comité, un policía fue el primero en sacar un arma y amenazarlos.

De acuerdo con la vocera, al final la policía se llevó detenidas a personas que no tenían que ver con el asunto.

Foto: Facebook del AyA