No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

La DIS de Laura Chinchilla actuó como policía política al pedir informe de Bolaños, según Figueres

​El documento fue señalado como "indebido" por ser una investigación contra una persona

La Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) de la expresidenta de la República, Laura Chinchilla (2010-2014), actuó como una policía política al pedir un informe del empresario importador del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

Así lo manifestó la mañana de este viernes el actual director de ese órgano, Mariano Figueres, durante su comparecencia ante la comisión de la Asamblea Legislativa que investiga el otorgamiento supuestamente irregular de créditos de bancos del Estado a Bolaños, y una presunta red de tráfico de influencias que salpica los tres Poderes de la República.

La administración anterior levantó un informe entre 2013 y 2014 a Bolaños debido a su agresividad y peligrosidad, según la liberacionista, Sandra Piszk, que tuvo que haber sido trasladado al gobierno sucesor. No obstante, el jefe de la DIS brindó una versión distinta a lo que declarado por el entonces ministro de Seguridad Pública, Celso Gamboa, sobre el paradero del documento, que aparentemente no fue proveído a Figueres.

"Ese informe que se pide con anterioridad a este gobierno, es un informe que no se le puede pedir a la Inteligencia, es un informe de lo que se llama policía política, es un informe indebido y nosotros no podemos actuar sobre temas que sean y en los que se haga una actuación indebida. Lo cierto es que nosotros revisamos el tema antes de expresar una opinión porque la Inteligencia no le dice a nadie qué tiene que hacer, sino que emite un criterio técnico y nosotros determinamos en ese momento, distinto al de ahora, que no había mayor problema (de recibir al empresario), indicó Figueres bajo juramento.

Sobre Bolaños, el jefe de la Dirección de Inteligencia y Seguridad dijo que en su opinión personal, es una persona "agresiva, arrogante y farusca".

En resguardo del Presidente de la República, la DIS debe investigar fenómenos que podrían representar peligro físico o político para el mandatario, y no personas específicas, pues de lo contrario se caería en una policía política, según su Director.

"Lo que hicimos fue comenzar a enderezar lo que nos encontramos, que en parte se debe a falta de recursos para un debido control digital o electrónico de entradas y salidas de Casa Presidencial. Del gobierno inmediatamente anterior no se recibió ningún registro de los dos primeros años, donde se encontraron nada más las actas de destrucción de esos registros y del periodo posterior del final del gobierno se encontraron solo entradas y salidas absolutamente incompletos", expresó Figueres.

Del segundo gobierno de Óscar Arias (2006-2010), el Director de la DIS afirmó no hay absolutamente ningún registro de entrada y salida.

El número uno de la DIS admitió falencias en las bitácoras de Casa Presidencial, debido a los múltiples puntos de acceso que este tiene, principalmente.

Figueres fue llamado a declarar ante los congresistas por haber estado presente en una reunión que sostuvo en Zapote el mandatario Luis Guillermo Solís, con el importador del cemento chino. De ese encuentro, asegura, esas eran las únicas personas presentes.

El jefe de inteligencia sustituyó ese día al entonces ministro de Economía, Industria y Comercia, Welmer Ramos, quien se ausentó de último minuto.