Acusación: Li pidió millonario soborno a cambio de derechos de comercialización de partidos de La Sele

DelitoPago habría salido de Traffic Sports USA, Inc. fundada en 1980 en Brasil y con oficina regional en Miami, EE.UU.

El presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Eduardo Li, solicitó y recibió un soborno millonario, cuyo monto no se precisa, de la empresa Traffic Sports USA, Inc., de acuerdo con la acusación 15 CR 0252 (RJD)(RML) ante la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, EE.UU.

Según el documento, Li pretendió el soborno en setiembre 2009 durante la negociación para renovar los derechos comerciales exclusivos de los partidos clasificatorios que la Selección Nacional jugará en Costa Rica de cara a la Copa Mundial de Fútbol 2018.

"Li pidió al Co-Conspirador #4 un soborno de seis cifras a cambio de su aprobación para adjudicar el contrato a Traffic USA. Después de obtener el consentimiento en Traffic, el Co-Conspirador #4 estuvo de acuerdo con el pago y provocó que se hiciera", cita la acusación de la cual AmeliaRueda.com tiene copia.

Los cargos contra Li, de 57 años, forman parte de una acusación de 47 delitos contra 14 personas -nueve de ellos altos funcionarios de la FIFA y cinco empresarios- vinculadas con el marketing deportivo.

A los acusados se les achaca conspirar consciente e intencionalmente para violar el apartado 'c' del Título 18 del Código de los Estados Unidos, que es el código criminal y penal del gobierno federal de ese país.

Esto significa que llevaron a cabo y participaron, directa e indirectamente, en actividades de delincuencia organizada. Los 47 cargos que se les imputan incluyen: fraude electrónico; lavado de dinero; conspiración para blanqueamiento de capitales; viajes interestatales y al extranjero en beneficio del crimen organizado; obstrucción de la justicia y soborno.

Al federativo Li se le menciona en los cargos 14, 15 y 16, y se cita que el 01 de agosto de 2012 Traffic USA transfirió $ 27.500 a una cuenta del Banco Lafise en territorio nacional a nombre de la Federación Costarricense de Fútbol, indicando que las transferencias electrónicas tenían "la intención de promover el ejercicio de la actividad ilegal especificada".

El Co-Conspirador #4 es descrito en la acusación como un alto ejecutivo de Traffic USA responsable de negociar con las asociaciones miembro de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) la adquisición de derechos de retransmisión de partidos de clasificación para las Copas Mundiales.

En distintos períodos relevantes para la acusación de la justicia estadounidense, ese alto ejecutivo fue el ciudadano de EE.UU. e hijo de padre costarricense, Aaron Davidson, de 44 años, quien fundó hace 15 años la oficina regional de Traffic USA, dice el expediente en la página 15.

"Con el fin de obtener contratos con cuatro federaciones de fútbol de la región UNCAF, el Co-Conspirador #4 accedió a pagar sobornos a los presidentes de las federaciones, incluyendo a los acusados Eduardo Li y Julio Rocha [de Nicaragua]", pormenoriza la querella.

El federativo costarricense, quien ocupa el puesto de presidente desde el año 2007 y hasta el 2016, quedó suspendido temporalmente por la FIFA tras su arresto en Suiza este miércoles. Por su parte, Davidson fue suspendido como presidente de la Liga Norteamérica de Fútbol, cargo que ocupaba al momento de su detención.

En 2012, la compañía de Davidson obtuvo un gran contrato de comercialización con la FIFA para administrar las Copas de Oro 2013 y 2015, y la Liga de Campeones de Concacaf.

Durante las últimas tres décadas, Traffic USA ha organizado y comercializado la mayor parte de los eventos internacionales de fútbol oficiales en las Américas y en la actualidad ostenta derechos comerciales exclusivos para la Copa América, la Copa Oro de la CONCACAF, la Copa Libertadores, CONCACAF Liga de Campeones, CONCACAF Eliminatorias de la Copa del Mundo, Copa do Brasil y la North American Soccer League (NASL).