EE.UU. acelera transferencia de presos de Guantánamo y envía seis a Uruguay

operativo​El presidente Obama ha prometido en repetidas ocasiones cerrar Guantánamo antes del fin de su mandato en 2017

Seis detenidos de Guantánamo -cuatro sirios, un palestino y un tunecino-, fueron acogidos por Uruguay en una aceleración manifiesta de los traslados de la prisión estadounidense, anunció este domingo el Pentágono.

Los seis hombres, que habían recibido su "aprobación para traslado" por parte de las autoridades estadounidenses, partieron desde la base de Guantánamo a bordo de un avión de la fuerza aérea de Estados Unidos en la medianoche del sábado al domingo indicó a la agencia de noticias AFP un portavoz del Pentágono, Myles Caggins.

En total, 19 detenidos han sido repatriados o enviados a un tercer país desde comienzos de año, en un esfuerzo evidente de la administración Obama de acelerar las liberaciones para vaciar la prisión y cerrarla, como prometió en numerosas ocasiones Barack Obama.

Tras 13 años -la prisión fue abierta por Estados Unidos en 2002 dentro de su "guerra contra el terror" tras los atentados del 11 de setiembre de 2001-, quedan ahora 136 detenidos en Guantánamo; de ellos, la mayor parte no tienen cargos ni fueron juzgados. 67 fueron calificados como "liberables" por las administraciones de George W. Bush y Obama..

Los seis hombres, acogidos por Uruguay, cuyo presidente José Mujica prometió que serían liberados, tienen entre 30 y 40 años y hacían parte del los primeros detenidos que llegaron a Guantánamo en 2002.

"Un paso importante"

"El apoyo que recibimos de nuestros amigos y aliados es crucial para cumplir nuestro objetivo común de cerrar Guantánamo, y este traslado es un paso importante en nuestros esfuerzos para cerrar esta infraestructura", señaló en un correo electrónico Cliff Sloan, designado por Obama como su enviado especial para supervisar el cierre de la prisión.

El Congreso estadounidense fue debidamente informado de este traslado conjunto que se suma al de otros siete presos que dejaron Guantánamo en noviembre.

Obama ha prometido cerrar este controvertido centro de detención antes de que concluya su mandato en enero de 2017, pero el comandante de la prisión, el coronel David Heath, juzgó "poco realista" cerrar Guantánamo de aquí a dos años.

Exguerrillero de izquierda, José Mujica, que abandonará el poder en marzo para dejar lugar a Tabaré Vázquez, del mismo partido, había aceptado acoger estos prisioneros bajo el estatus de refugiado.

Pero este traslado, previsto desde agosto, se había retrasado por la campaña electoral en Uruguay, y finalmente ha tenido lugar exactamente una semana después del balotaje.

Durante la campaña, Mujica buscó relajar la polémica alrededor de esta medida diciendo que conversaría sobre la situación con el próximo gobierno.