EE.UU. "horrorizado" por presunta decapitación de periodista estadounidense secuestrado en Siria

Brutal​En el video difundido en internet, el EI muestra a un hombre encapuchado y vestido de negro que parece cortar la garganta del secuestrado

La Casa Blanca se declaró "horrorizada" por la presunta decapitación de un periodista estadounidense por el Estado Islámico (EI), aunque señaló que sus servicios de inteligencia tratan de confirmar la autenticidad de un video puesto en internet por los yihadistas.

"Hemos visto un video que parece mostrar la muerte del ciudadano estadounidense James Foley por el EI. Si es auténtico estamos horrorizados por la muerte brutal de un periodista norteamericano inocente", señaló en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Caitlin Hayden.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) afirmó este martes en un video haber decapitado al periodista estadounidense James Foley en represalia por los bombardeos aéreos estadounidenses en Irak.

En el video difundido en internet, el EI muestra a un hombre encapuchado y vestido de negro que parece cortar la garganta del periodista.

El verdugo, de habla inglesa con acento británico, llevó a cabo la ejecución en medio del desierto. En las imagenes no hay indicios que permitan deducir si fueron tomadas en Irak o en Siria.

"Encuentren a James Foley", la campaña iniciada por su familia para asegurar la liberación del periodista freelance de 40 años, publicó un mensaje en internet tras la difusión del video pidiendo tiempo para "encontrar respuestas".

Foley era un experimentado corresponsal que cubrió la guerra en Libia antes de dirigirse a Siria para seguir las revueltas contra Bashar al-Asad para Global Post, AFP y otros medios.

Según testigos, Foley fue capturado el 22 de noviembre de 2012 en la provincia de Idlib, en el norte del país. Su familia no tenía noticias del periodista desde entonces, a pesar de la campaña pública reclamando información.

En el video de cinco minutos, distribuido en internet por fuentes del Estado Islámico, el grupo declara que Foley fue asesinado después de que el presidente de Estados Unidos Barack Obama ordenara los ataques aéreos contra posiciones del grupo yihadista en el norte del país.