EE.UU., Reino Unido y Francia cierran embajadas en Yemen por violencia

Conflicto​ONU fracasó en solucionar crisis interna

Estados Unidos, el Reino Unido y Francia anunciaron el cierre de sus embajadas en Saná y comenzaron a evacuar al personal diplomático debido a la crisis enYemen, donde una potente milicia chiita intenta consolidar su poder.

El primero en tomar la decisión fue Estados Unidos, que el martes cerró la embajada debido al "deterioro de la seguridad" en la capital de Yemen.

El Departamento de Estado anunció que el personal diplomático había sido "trasladado fuera del país". El retiro de la embajada podría complicar la lucha que Estados Unidos lleva a cabo contra la red extremista sunita Al Qaida, muy activa en el país.

El Departamento de Estado recomendó a los norteamericanos que no viajen a Yemen debido al "nivel elevado de las actividades terroristas y los disturbios civiles".

Además exhortó a los residentes norteamericanos a que abandonen Yemen.

El miércoles, el Reino Unido y Francia tomaron las misma medidas.

"La situación de la seguridad en Yemen siguió degradándose en los últimos días. Estimamos, lamentablemente, que el personal y los locales de la embajada están en peligro", indicó el ministro británico encargado de Oriente Medio, Tobias Ellwood. El embajador abandonó Saná en la mañana del miércoles y el gobierno británico exhortó a todos los residentes a abandonar "inmediatamente" Yemen.

Francia exhortó el miércoles a la centena de franceses residentes en Yemen a que abandonen el país "lo más rápidamente posible", y anunció el cierre "provisorio" de la embajada a partir del viernes 13 de febrero.

Los cierres de embajadas fueron anunciados tras el fracaso a comienzos de esta semana de las negociaciones auspiciadas por la ONU para encontrar una solución a la crisis.