No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Casos de Coronavirus
en Costa Rica

Nuevos
Confirmados
Muertes

Más info

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Empresario eleva al Vaticano denuncia por abuso sexual contra sacerdote tico

Dos presuntas víctimas presentarán nuevas denuncias ante la Arquidiócesis de San José la próxima semana

Un empresario costarricense de 51 años, quien prefirió el anonimato, elevó este jueves una denuncia por abuso sexual contra el sacerdote católico Hernán Castillo Huertas ante la Nunciatura Apostólica en San José, embajada del Vaticano en Costa Rica. Al momento de los hechos, el denunciante tenía 17 años y el sacerdote ejercía labores religiosas en la Iglesia de La Soledad, en San José.

Antes de dar este paso, el afectado presentó la denuncia ante la Arquidiócesis de San José el pasado 27 de junio, fecha en que envió un documento al Arzobispo de esa provincia, José Rafael Quirós, en el que relató las circunstancias que rodearon los hechos, que se remontan a 1983. En esta denuncia, de la cual AmeliaRueda.com tiene copia, la víctima asegura que el padre Hernán Castillo Huertas abusó sexualmente de él durante tres meses, pero que las secuelas de dichas agresiones lo acompañan hasta la fecha.

El empresario explicó que intentaron llegar a un proceso de conciliación para que la Iglesia ofreciera alguna suma de dinero por daños y perjuicios, pero el Vicario General y Moderador de la Curia Metropolitana, Daniel Blanco Méndez, le indicó que solo lo apoyarían con ayuda psicológica brindada por otro sacerdote católico. El hombre aseguró que no demandó un monto específico, pero que sí esperaba algún tipo de compensación económica.

Ante la inacción de la Arquidiócesis de San José, el hombre acudió este jueves directamente a la Nunciatura Apostólica de San José, en Rohrmoser, donde tuvo una audiencia privada con el secretario de la Nunciatura Apostólica de Costa Rica, monseñor Joseph Cuvacas. Según el empresario, Cuvacas le pidió enviar por correo electrónico la denuncia y los documentos del caso para conocer la situación.

El empresario envió los documentos a monseñor Cuvacas y al Nuncio Apostólico, monseñor Antonio Arcari, a las 4:03 p.m., y solicitó una respuesta de la representación de la Santa Sede en Costa Rica en un plazo de 72 horas.

Este medio solicitó una entrevista con monseñor Cuvacas, pero la monja que atendió el teléfono, identificada como 'hermana Marie', indicó que atendería hasta el lunes 07 de agosto.

Testimonio de abuso sexual

De acuerdo con el relato del empresario, en 1983 el sacerdote a quien señala se acercó primero como amigo, luego le ofreció regalos religiosos, y con el tiempo logró contacto físico con él, que inició en forma de caricias que finalmente se convirtieron en actos sexuales.

Incluso el denunciante explicó que, en una ocasión, el padre Castillo fue sorprendido por la policía mientras se masturbaba frente a él. De acuerdo con su versión, en esa oportunidad el sacerdote utilizó el dinero de la colecta de la Iglesia para sobornar a los oficiales y librarse de la detención.

El documento también describe una serie de presuntas manipulaciones que el padre Castillo ejercía sobre el joven para evitar que lo denunciara, como que sus padres no merecían que él tomara acciones contra un sacerdote católico.

Extracto de la denuncia presentada por el empresario ante la Arquidiócesis de San José el 27 de junio del 2017.

El hombre asegura que durante varios años intentó hacer su vida, pese a las secuelas imborrables, pero que hace ocho meses, mientras visitaba los restos de su padre en el Templo Votivo al Sagrado Corazón de Jesús, en Barrio Francisco Peralta, en San José, se encontró nuevamente con el padre Castillo, cuando éste daba la confesión.

"Lo encaré (al padre Castillo), y fue como si viera al mismo demonio, le dije que lo iba a denunciar, de hecho fui al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), y se me dijo que el delito como tal estaba prescrito, pero que lo hiciera público. Lo conversé con el padre Castillo Huertas y él me solicitó que no realizara ningún tipo de denuncia, y que el resarciría el daño moral y psicológico", reza la denuncia.

Según el empresario, al no obtener del sacerdote una respuesta satisfactoria a sus demandas, decidió presentar la denuncia ante la Arquidiócesis de San José.

Respuesta de la Iglesia Católica

AmeliaRueda.com intentó conversar con la abogada de la Curia Metropolitana, Vanessa Zúñiga y con el padre Daniel Blanco, ambos encargados de llevar el caso de la denuncia contra el sacerdote Castillo. Pese a dejar mensajes, estos no fueron contestados.

La Arquidiócesis de San José emitió un comunicado el 12 de julio anterior donde confirmaba la recepción de la denuncia contra el padre Castillo Huertas "por supuestos comportamientos que podrían constituir un delito de abusos sexuales en perjuicio de una persona menor. Los hechos se remontan, al menos a tres décadas atrás".

La Iglesia indicó que abrieron un proceso canónico contra el sacerdote denunciado para aclarar las acusaciones con "exactitud y celeridad" y con respeto a la identidad de la víctima.

"El sacerdote denunciado, por su parte, cuenta con una edad muy avanzada y, además de no ejercer un cargo pastoral desde hace varios años, tiene una precaria salud salud y reside en un albergue para adultos mayores", apuntó la Arquidiócesis de San José.

Sobre este punto, el denunciante sostiene que, según sus averiguaciones, el padre Castillo ha dado misas y diferentes sacramentos en varios templos de San José, entre ellos La Soledad y la Catedral Metropolitana, por lo que no es cierto que el prelado esté en mal estado de salud y retirado de las actividades religiosas.

"Somos varios casos"

El denunciante explicó que su caso no es el único de abuso sexual por parte del sacerdote Castillo Huertas, y aseguró que este viernes pidieron una reunión para la próxima semana con la abogada de la Curia Metropolitana, a la cual acudirán otras dos presuntas víctimas de acoso, para presentar denuncias formales ante la Arquidiócesis de San José.

"La gente de la comunidad sabía que este padre metía muchachos y abusaba de ellos en la iglesia de La Soledad, eso no es nuevo, sabemos que hay más casos, más personas que fueron víctimas de este sacerdote, pero que seguramente no denunciaron en su momento por temor o por manipulaciones", concluyó el denunciante.