Nueva terminal doméstica del Juan Santamaría se alimentará de energía solar para su funcionamiento

sostenibilidad​Edificio permitirá descongestionar salas del aeropuerto y dejarlo solo para vuelos internacionales

La nueva terminal doméstica del Juan Santamaría se alimentará de energía solar para su funcionamiento. El inmueble será inaugurado en marzo del próximo año.

El director ejecutivo de Aeris, Rafael Mencía, comentó que la idea con este edificio es seguir una línea amigable con el ambiente incluido el uso de sistemas eléctricos más eficientes como luces LED.

"Tiene una cosa muy interesante la terminal doméstica, toda su energía va a ser solar. El aeropuerto tiene un serio compromiso con el ambiente. Tenemos muchas iniciativas", comentó el vocero de la empresa administradora del Juan Santamaría.

Este espacio se concibió por la necesidad de sacar a los pasajeros que se trasladan a lo interno del país para descongestionar el edificio principal.

"Al hacer una pequeña terminal a la aviación doméstica un poquito la dignificamos y no tenemos que utilizar una estructura tan cara para este sector sino que utilizamos esos espacios para la aviación internacional", justificó el director ejecutivo.

El edificio contará con oficinas para las líneas aéreas y el respectivo espacio para las autoridades de Migración. El costo total ronda los $2 millones.

La nueva terminal doméstica se ubicará al este del actual parqueo de empleados del Juan Santamaría. Mencía adelantó que debido a esto deberán realizar labores en la vía de acceso al aeropuerto, ya que en la actualidad llega hasta unos 400 metros antes.

Este proyecto que lleva a cabo Aeris forma parte de una serie de mejoras que realiza la administración en la recta final del plan maestro de inversión. Además del edificio, se están ejecutando los trabajos de construcción de un nuevo bloque con salas para pasajeros, un nuevo sistema de equipaje en el sótano y dos mangas de abordaje, una de ellas para aviones de cuerpo ancho.

También están previstos el traslado de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) al sur de la pista para continuar con la expansión del aeropuerto internacional, así como una capa de rodaje en la pista paralela sur para hacer más eficiente el uso del espacio para despegues y aterrizajes.

Mencía indicó que el plan de inversión concluye en 2021 y el contrato con el Estado en 2026, sin embargo, están analizando propuestas para para que la terminal continúe siendo competitiva y haga frente a la gran demanda de la que es objeto en la actualidad.

"Estamos trabajando en alternativas y en fórmulas que eventualmente presentaremos a la administración a ver cómo podemos asegurarnos que el aeropuerto siga creciendo porque el tráfico sigue creciendo, a la gente le gusta Costa Rica", concluyó.