No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Casos de Coronavirus
en Costa Rica

Nuevos
Confirmados
Muertes

Más info

aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

​Alrededor de 6% de los clientes del AyA denunciaron irregularidades en sus facturas de agua.

Sobrefacturación de agua fue "error sin intención" e inesperado, dice presidenta de AyA

​Alrededor de 6% de los clientes del AyA denunciaron irregularidades en sus facturas de agua. Los diputados de la Comisión de Derechos Humanos cuestionaron el accionar del AyA y de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), por permitir altos cobros en las facturas de mayo.

Para la facturación de mayo, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) cometió un error de cálculo que disparó los cobros. No obstante, esto fue algo “que nadie esperaba”, según explicó la presidenta ejecutiva de la institución, Yamileth Astorga, a los diputados.

“Esto es un error que nadie esperaba hacerlo. No hay intención para haberlo hecho. Es un tema de que vino una pandemia. Deberíamos estar apoyándonos todos y no más bien tirando la piedra. El que se encuentre libre que tire la primera piedra y, honestamente, nos sentimos libres”, aseguró Astorga este 29 de junio, durante una comparecencia ante la Asamblea Legislativa.

Los diputados de la Comisión de Derechos Humanos cuestionaron el accionar del AyA y de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), por permitir altos cobros en las facturas de mayo.

“Yo no vengo a tirar la piedra y esconder la mano, como usted dice. Aquí venimos a denunciar los abusos del AyA en contra de la ciudadanía costarricense”, aseguró la diputada socialcristiana María Vita Monge (PUSC).

Según indicó Astorga, los altos montos de agua fueron algo circunstancial, ya que, al entrar la pandemia al país, el AyA suspendió la lectura presencial de los medidores para proteger a sus funcionarios.

Lea: 80% de facturación de AyA tuvo errores; entidad promete corregirlos en junio

Más bien, la institución realizó un cálculo para sacar el promedio de consumo de cada cliente. No obstante, este cálculo tuvo fallas y cobró menos agua de la consumida durante marzo y abril. Al retomar las lecturas en mayo, toda esa agua que no se cobró, se cargó a la factura de mayo.

“Aquí no es que se le robe a nadie. Siempre ha sido así, cuando ha habido un cobro de más existen los medios para hacer un reclamo y para devolver cuando se compruebe que ha sido así”, dijo Astorga.

De acuerdo con el gerente del AyA, Manuel Salas, alrededor de un 6% de los clientes de la institución realizaron denuncias sobre cobros excesivos en su factura de agua. No obstante, la afectación total todavía está en cálculo, ya que debe tomar en cuenta quienes no denunciaron.

“No se va a cobrar una sola gota de agua más. Vamos a calcular exactamente lo exacto y luego vamos a ajustar las tarifas conforme lo verdaderamente consumido por las familias”, aseguró Salas.

El pasado 16 de junio, el AyA anunció que a las personas que no habían pagado su factura, se les realizaría un ajuste para cobrar el monto correcto y a quienes pagaron un monto más alto, recibirán descuentos en sus próximas facturas.

El error

El AyA falló en su cálculo porque la gente consumió más agua de la que estimaron. La institución, entonces, optó por cargar esa diferencia —generada lo largo de tres meses— en una sola factura; la de mayo.

Lea: AyA prevé déficit de ₡15 mil millones a final de año por emergencia del COVID-19

Pero esto generó que mucha gente comenzara a pagar un 13% de IVA sobre su factura de agua, ya que este impuesto solo se le cobra a gente que consume mucha agua en un solo mes.

Otro problema es que los precios de la institución son escalonados. Es decir, si una persona consume 15 metro cúbico de agua se le cobra ₡409 por cada metro cúbico, pero si pasa a consumir 16 metros cúbicos, se le cobra ₡822 por cada uno; más del doble. Al cobrar la diferencia de 3 meses en un solo mes, el AyA disparó el consumo de las personas y, de esa forma, los movió a escalones más altos de cobro.