"Esto muestra que podemos vencer prejuicios", dice adolescente trans que llevó con orgullo pabellón en traspaso de poderes

ActivistaEstudiante del ​Colegio Técnico Profesional de Dos Cercas tiene un grupo de apoyo para personas sexualmente diversas

Para Sean Miranda, un estudiante trans de quinto año del Colegio Técnico Profesional de Dos Cercas de Desamparados, abrirse paso en la transmisión del mando presidencial con el pabellón nacional en sus manos es más que un orgullo, es una clara representación de que su población puede "vencer prejuicios".

Emocionado, ansioso, con la frente en alto. Así se manifestó el muchacho de 17 años luego de haber participado en el solemne acto que la mañana y tarde de este martes concentró a más de dos mil personas, con motivo de traspaso de poder a manos de Carlos Alvarado Quesada.

El equipo del ahora Presidente de la República incursionó tres semanas atrás en la búsqueda de un alumno que portara el símbolo nacional. Sean, decidió participar luego de que un amigo suyo lo contactara.

Desde entonces, emprendió un proceso que lo llevó a escribir su aporte a la comunidad estudiantil: un grupo de apoyo a las personas sexualmente diversas, que decidió formar de la mano con una orientadora suya, luego de que dos años atrás hiciera pública su identidad.

Ese hecho, según explica, desencadenó una reacción en compañeros que no "han salido del clóset", quienes lo buscan para recibir consejos. "De eso se trata: de concientizar a las personas", dijo al ser consultado por AmeliaRueda.com.

Buena vibra

"Para mí fue muy chiva, muy gratificante estar con Carlos. Lo conocí a él y a la primera dama (Claudia Dobles Camargo) ayer (el lunes) en el ensayo. Son personas que lo saludan a uno como si tuvieran tiempo de conocerlo. Son muy abiertos, me recibieron sin rechazo y no se sintió como un saludo obligatorio. Al ser así uno siente más confianza, siente mejor ambiente o vibra", asegura.

El joven agregó: "en el ensayo, un muchacho nos dijo que no estuviéramos nerviosos porque llevábamos el pabellón y es que cuando uno lo lleva, lo lleva con mucho orgullo. Para mí es importante porque muestra que somos personas que pueden llegar a ser tomadas en cuenta y personas con derechos que podemos desarrollar y que podemos llegar a vencer prejuicios".

Para los próximos cuatro años, Sean prevé que el nuevo gobierno tomará en cuenta a las minorías y permanecerá abierto a escuchar a los ciudadanos en procura de la igualdad.