No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Estudiantes organizan marcha en Washington para exigir reforma en leyes de armas

"Marcha por nuestras vidas" se realizará el 24 de marzo

Estudiantes que sobrevivieron al tiroteo de Florida anunciaron este domingo la organización de una marcha el 24 de marzo en Washington para exigir leyes de control de armas más estrictas, luego de que la matanza de Parkland reavivara este recurrente debate en Estados Unidos.

Nikolas Cruz, un exalumno de la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland, al norte de Miami, abrió fuego el miércoles con un rifle semiautomático en los pasillos del centro educativo y mató a 17 personas. Con 19 años de edad, había obtenido licencia para comprar su arma a pesar de informes de una conducta violenta.

Muchas voces se han levantado desde la matanza para protestar por el poder que tiene sobre el mundo de la política la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que defiende la venta libre de armas personales.

Se espera que la manifestación de Washington, bautizada "Marcha por nuestras vidas", inspire otros eventos en todo el país.

"No es contra el Partido Republicano o contra los demócratas", aseguró la estudiante Cameron Kasky a la ABC. "Todos los políticos en ambos lados que reciben dinero la NRA son responsables", dijo.

El lobby se opone a cualquier limitación en nombre de la segunda enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho a poseer y portar un arma.

"¡Qué vergüenza!"

En una sentida manifestación en Florida este sábado alumnos sobrevivientes le gritaron "qué vergüenza" al presidente estadounidense Donald Trump, a quien le reclaman sus vínculos con la Asociación Nacional del Rifle (NRA),

"A cada político que recibe donaciones de NRA: ¡qué vergüenza!", dijo la joven Emma González en un emotivo acto en Fort Lauderdale, tras fustigar a Trump por las millonarias contribuciones que recibió de la NRA durante su campaña presidencial de 2016.

"Qué vergüenza, qué vergüenza", replicó el público presente en ese acto contra las armas.

"Si el presidente me dice que fue una terrible tragedia (...) y que no puede hacer nada, yo felizmente le voy a preguntar cuanto dinero recibió de la Asociación Nacional del Rifle", dijo González, una joven de 18 años con el cabello rapado.

"No importa porque ahora lo sabemos, 30 millones de dólares", indicó la joven con enojo.

"¿Eso es lo que valen estas personas para usted señor Trump?", lanzó la joven antes varias decenas de personas reunidas para reclamar un control más severo de la venta de armas.

Donald Trump no mencionó el problema de las armas en el discurso solemne que ofreció después del tiroteo, en el que insistió sobre el problema mental del asesino, sin decir nada sobre el derecho a tener una arma previsto en la segunda enmienda de la Constitución.