Eurocámara manifiesta "apoyo de principio" al reconocimiento de un Estado Palestino

Reconocimiento​El compromiso alcanzado parece de menor ambición en comparación con las recientes iniciativas de algunos miembros de la UE como Suecia que reconoció al Estado de Palestina

El Parlamento Europeo aportó este miércoles su "apoyo de principio" al reconocimiento de un Estado, pero sin pedir a los Estados miembros de la UE que procedan a ese reconocimiento como lo pedían varios grupos políticos.

El Parlamento europeo manifestó su "apoyo de principio al reconocimiento de un Estado palestino y una solución de dos Estados", pero ello "debería ir junto con el proceso de paz", según la resolución adoptada por 498 votos contra 88.

Este texto, que no es vinculante, fue elaborado por cinco grupos políticos que mantuvieron arduas negociaciones.

Los socialistas, los Verdes y la Izquierda Unitaria querían pedir a los Estados miembros que reconozcan un Estado palestino, pero los conservadores del PPE, principal formación política del Parlamento, vinculó esta perspectiva a un avance en las negociaciones de paz.

Estos enfoques diferentes, entre los que ven en el reconocimiento de un Estado un catalizador para la paz y los que estiman que la paz debe ser una condición previa, había obligado a los eurodiputados a posponer un voto anunciado en noviembre.

"No hay reconocimiento inmediato sin condiciones", afirmó el presidente del grupo PPE, Manfred Weber. Su homólogo socialista, Gianni Pittella, saludó "una decisión histórica" y una "victoria del conjunto del Parlamento".

El compromiso alcanzado parece de menor ambición en comparación con las recientes iniciativas de algunos miembros de la UE. Suecia reconoció al Estado de Palestina y el parlamento francés, británico y español llamaron a su reconocimiento.

Los eurodiputados, favorables "sin reservas a una solución de dos Estados, sobre la base de las fronteras de 1967", advirtieron el miércoles "contra los riesgos de una nueva escalada de la violencia que impliquen los lugares santos, que podría transformar el conflicto israelo-palestino en un conflicto religioso".

Pidieron a la UE que adopte "una posición común" y "se convierta en un verdadero actor y en un mediador en el proceso de paz en Medio Oriente".