Europa lanzó este viernes dos satélites para implementar Galileo, competencia para el GPS de EE.UU.

Ciencia​Además de EE.UU., Rusia, China, Japón e India tienen su propio sistema de navegación ya sea operativo o en fase de proyecto

Un cohete ruso partió al espacio desde la Guyana francesa. Lleva consigo dos satélites que formarán parte del sistema de navegación Galileo, la alternativa europea al GPS de los EE.UU.

La red estará integrada por unos 30 satélites y quedará desplegada funcionando plenamente antes del fin de la década, aunque una parte quedará funcionando a partir del 2015.

Como el GPS que utilizan automovilistas de todo el mundo, Galileo permitirá a los usuarios orientarse con precisión. Calculando la distancia exacta entre un punto determinado y tres de sus satélites.

El proyecto europeo surgió a fines de los 90 con la idea de poner fin al monopolio estadounidense.

Según sus impulsores, mientras el GPS permite localizar un tren, con Galileo se podrá saber en qué andén se encuentra.

El sistema de navegación europeo tendrá varios servicios, uno gratuito y abierto al público y otros destinados a la investigación científica y los servicios de socorro.

También se prevé un servicio estratégico que incluye usos militares reservado a los gobiernos.