No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Expresidentes sobre xenofobia: Perversos intereses pueden estar tratando de destruir nuestra armonía

​Carta fue firmada por siete exmandatarios

"Perversos intereses pueden estar tratando de destruir nuestra armonía y de azuzar el odio y la xenofobia. No permitamos caer en la tentación".

De esa manera siete expresidentes de La República hicieron este martes un llamado a la paz y a la cordialidad a la población costarricense, luego de la manifestación que se presentó el sábado 18 de agosto en el parque Braulio Carrillo, conocido como parque La Merced, donde un grupo protestó contra la inmigración nicaragüense.

Lea: Con proclamas xenófobas, grupo de ticos protesta en parque La Merced contra inmigrantes.

La carta firmada por Óscar Arias Sánchez, Rafael Ángel Calderón Guardia, José María Figueres Olsen, Miguel Ángel Rodríguez, Abel Pacheco, Laura Chinchilla y Luis Guillermo Solís asegura que "somos un pueblo fruto de las inmigraciones desde nuestro propio origen".

"Ciertamente tenemos el derecho y la obligación de proteger nuestra cultura y nuestra identidad y a recuperar la seguridad ciudadana. Y como atinadamente lo ha señalado el Sr. Presidente, debemos protegernos con todos los posibles controles migratorios para evitar el ingreso de personas indeseables", señala el texto.

Los expresidentes recordaron que los vecinos nicaragüenses han colaborado con el progreso del país. Además que el odio y la xenofobia degradan a las personas y a lo largo de la historia hasta han llevado a guerras.

La protesta del sábado 18 en el parque Braulio Carrillo dejó como saldo un total de 44 detenidos así como la incautación de 13 armas blancas y ocho bombas molotov.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, en cadena nacional el domingo 19, pidió a los costarricenses no atender llamados de odios y "garantizó" el control de la migración nicaragüense.

Los ciudadanos de nicaragüense están huyendo de su país debido a las protestas que se desataron desde hace cuatro meses contra el gobierno de Daniel Ortega y que han dejado más de 300 personas fallecidas.