Falta de quirófanos en Hospital de Niños obliga a trasladar cirugías de paladar hendido a San Carlos

estrategiaCentro médico extenderá estrategia a otras subespecialidades

Las 14 subespecialidades del Hospital Nacional de Niños deben ingeniárselas para realizar los procedimientos diarios en las nueve salas de cirugía con las que cuenta el centro médico, lo cual obligó a la institución a establecer un plan para programar operaciones en hospitales fuera del Gran Área Metropolitana.

Directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas

La directora del centro hospitalario, Dra. Olga Arguedas, señaló que desde febrero de este año se trasladan una vez al mes al centro médico de San Carlos para realizar alrededor de ocho procedimientos reconstructivos a menores de edad con labio y paladar hendido.

Este plan piloto se llevó a cabo en San Carlos debido a que cuenta con los requerimientos necesarios para realizar las cirugías, incluyendo un anestesiólogo pediatra.

Arguedas indicó que si bien el problema de disponibilidad de quirófanos en Hospital de Niños se solucionará a mediano plazo con la construcción de la nueva torre médica, prevén expandir la estrategia de efectuar cirugías de menor complejidad en otros centros regionales.

Otro objetivo de trasladar personal a zonas alejadas del país es que los pacientes no tengan que viajar hasta la capital para ser sometidos a intervenciones, esto ayuda también a que el proceso de recuperación lo puedan hacer cerca de sus hogares.

Arguedas, indicó que la lista de espera de cirugía para menores con labio y paladar hendido es de 500, sin embargo, explicó que un solo paciente puede requerir hasta 10 procedimientos reconstructivos.

Además de esta cooperación entre San Carlos y el hospital de Niños, otros centros médicos de la red mantienen programas de apoyo, tal es el caso del San Juan de Dios con el Hospital de Ciudad Neilly y el Calderón Guardia con el Área de Salud de Coronado. En ambos proyectos se trasladan especialistas a realizar procedimientos de menor complicación.

El programa de cirugías de labio y paladar hendido arrancó en febrero de este año y se han visto beneficiados 37 niños sancarleños.

Arguedas indicó que el plan es que otros niños que no pertenezcan a la zona de tracción del Hospital de San Carlos pero que tengan mayores facilidades para llegar a éste también sean atendidos.

El labio y paladar hendido es una malformación genética que afecta el labio superior y puede afectar la apariencia de la cara, ocasionar problemas de alimentación y el habla, así como acarrear infecciones en el oído.

En Costa Rica, de cada 1.000 nacimientos uno viene con el padecimiento.