FIFA acepta facilitar a Suiza correos electrónicos clave para investigación de reventa de entradas

Investigación​E-mails son pieza central en acusaciones de reventa de entradas en el mercado negro que pesa sobre Jérôme Valcke

La oficina de la fiscalía general suiza anunció en un comunicado que la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) aceptó este jueves finalmente suministrarle los correos electrónicos de su exnúmero 2, Jérôme Valcke.

La FIFA indicó que levantaba el bloqueo que había puesto a los correos. Estos e-mails son la pieza central de las acusaciones de reventa de entradas en el mercado negro que pesa sobre Valcke, que fue apartado de la secretaría general de la FIFA la pasada semana.

Valcke llegó a la FIFA en 2003 como director de marketing, pero fue despedido tres años más tarde tras un litigio entre dos patrocinadores, Visa y Mastercard, que costó 90 millones de dólares (unos 82 millones de euros) a la Federación Internacional. Pero Blatter no dejó caer definitivamente a Valcke, al que en 2007 'repescó' y ascendió al designarlo número 2 de la organización.

En ese cargo tuvo un papel muy protagonista en la vida de la FIFA en los últimos años y protagonizó varias polémicas, una muy comentada cuando, enfadado con los retrasos de los preparativos del Mundial-2014, dijo que los brasileños debían "darse una patada" en el trasero para acelerar el ritmo. Esas palabras provocaron una crisis entre Brasil y la FIFA, que Blatter tuvo que apagar pidiendo disculpas a la presidenta Dilma Rousseff.

A través de un comunicado de su abogado, Valcke ha negado con rotundidad "las acusaciones inventadas".

Este nuevo 'caso Valcke' llega después de que en junio el exsecretario general fuera implicado en una transferencia de 10 millones de dólares de Sudáfrica a una cuenta del polémico Jack Warner, expresidente de la Concacaf.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que todavía no se ha expresado acerca de la destitución de su secretario general -despedido por primera vez en 2006 antes de ser readmitido-, ofrecerá una esperada conferencia de prensa al final de la reunión del comité ejecutivo, este viernes.

FIFA, que elegirá un nuevo presidente el 26 de febrero en Zúrich, está sacudida desde finales de mayo por escándalos de corrupción, tras la imputación de 14 personas por la justicia estadounidense, nueve dirigentes del fútbol y cinco empresarios relacionados con el marketing deportivo.

Blatter fue reelegido el 29 de junio como presidente de la FIFA, para un quinto mandato hasta 2019, apenas dos días después de la detención de siete dirigentes del fútbol en Zúrich. El 2 de junio, sólo cuatro días más tarde, el suizo anunció su dimisión, aunque continuará en el cargo hasta la elección de sucesor en febrero del próximo año.