Asesinan en capital mexicana a fotoperiodista de revista Proceso que huyó de Veracruz por amenazas

Crimen​Es la primera vez que un reportero, trasladado a la capital mexicana para protegerlo de amenazas de muerte, es asesinado

Rubén Espinosa, fotoperiodista del estado de Veracruz, México, y cuatro mujeres fueron asesinados a balazos en una vivienda de un barrio de clase media en Ciudad de México, informaron autoridades locales.

Espinosa llegó a la capital mexicana en junio en busca de seguridad tras recibir amenazas de muerte en Veracruz, de acuerdo con la organización de derechos humanos, Artículo 19, que dio asistencia al comunicador.

Espinosa, de 31 años, trabajaba para AVC Noticias de Veracruz y era corresponsal de la prestigiosa revista Proceso de Ciudad de México y de la agencia Cuartoscuro.

Los cinco murieron por "disparo de arma de fuego" informó la fiscalía. Una fuente de la policía agregó que vecinos alertaron del crimen y que los cuerpos "estaban maniatados y algunos con presumibles huellas de tortura".

Rubén Espinosa se especializaba en la cobertura de protestas sociales, y a pesar de ser víctima del desplazamiento forzado provocado por la violencia en el estado de Veracruz y en su contra, siguió publicando y trabajando en lo que más le gustaba que era ser fotoperiodista.

Artículo 19 destacó que el homicidio de Rubén Espinosa marca un nuevo hito en la violencia contra la prensa en México. Es la primera vez que un periodista desplazado internamente es asesinado en el Distrito Federal. La violencia que había sufrido Espinosa era conocida públicamente, por lo que el homicidio del fotorreportero se produjo sin que las autoridades encargadas de proteger periodistas en este país movieran un solo dedo a favor de Espinosa.

“Artículo 19 ve con suma preocupación que la Ciudad de México deje de ser el refugio seguro el cual albergaba a decenas de periodistas desplazados”.

Es inconcebible que en México hayan sido asesinados 88 periodistas, agrega Artículo 19, y las autoridades se atrevan a decir que están haciendo todo lo que pueden para proteger periodistas. Cuando la realidad es que la violencia contra la prensa crece -así lo dicen los números- y con ella la impunidad en todos y cada uno de los casos.

“El homicidio de Espinosa vuelve a poner en el centro la situación de Veracruz y la negligencia de las autoridades locales para brindar protección a los periodistas. Hoy, dicha entidad, sigue siendo el lugar más peligroso para la libertad de expresión en toda América Latina.

- Amenazas -

La vocera de Artículo 19 explicó que Espinosa, de 31 años de edad, no residía en el lugar donde se registraron los crímenes sino que se encontraba de "visita en una reunión" y que las otras víctimas eran "amistades" que no tenían relación alguna con el periodismo.

Artículo 19, que desde la noche del viernes alertó en la red social Twitter que no se tenía información del paradero de Espinosa, reúne elementos para determinar si el crimen está relacionado con su trabajo periodístico y demandó que las autoridades no descarten esa línea de investigación.

Artículo 19 había emitido a mediados de junio una alerta por la seguridad de Espinosa y había solicitado a las autoridades se le asignara vigilancia luego en Ciudad de México.

Según Proceso, Espinosa, que en 2013 fue golpeado por policías estatales, relató que prefería "autoexiliarse" que ser víctima de una nueva agresión por parte de autoridades o criminales.

Artículo 19 documentó también acciones intimidatorias contra Espinosa, si bien no cuentan con elementos para determinar la posible procedencia de éstas.

Veracruz es el distrito en el que se registran más hechos de violencia contra comunicadores, sea de parte del crimen organizado o de autoridades, con 13 periodistas asesinados desde 2010, el último de ellos a principios de julio.

Como fotoperiodista Espinosa, daba amplia cobertura a manifestaciones que exigían esclarecer los asesinatos de comunicadores.

Foto: El Universal