Francisco insta a la Iglesia a abrirse al mundo al inaugurar el jubileo

MensajeEl papa ​invitó a la Iglesia a recuperar el “espíritu del samaritano”

El papa Francisco instó este martes a la Iglesia "a abrirse al mundo" durante la misa de inauguración en la plaza de San Pedro del Jubileo "de la misericordia y el perdón", momento culminante de su pontificado.

Al término de la misa, el papa abrió en forma solemne y dirigiéndose en italiano --y no en latín como es la tradición,-- la puerta santa de la basílica, que permanece sellada a cal y canto todo el año.

Al ritual asistió el papa emérito Benedicto XVI, de 88 años, la primera vez en la historia que dos papas inauguran un jubileo.

La ceremonia, a la que asistieron unas 70.000 personas, entre ellas el primer ministro italiano Matteo Renzi y el presidente de la República, Sergio Matarrella, así como representantes diplomáticos de todo el mundo, se inició con el canto "Salve Madre María" y fue transmitida en directo por televisión en numerosos países.

El primer jubileo de la era Francisco ha estado marcado por las imponentes medidas de seguridad alrededor del Vaticano y en el casco histórico de Roma, tomadas tras los atentados de París que el 13 noviembre costaron la vida a 130 personas.

El papa, de 78 años, con el rostro serio y algo cansado, celebró primero la misa desde un altar instalado frente a la explanada ante cientos de cardenales, obispos y sacerdotes, además de fieles, muchos de ellos provenientes de toda Italia.

"Hoy cruzando la Puerta Santa queremos también recordar otra puerta que, hace cincuenta años, los padres del Concilio Vaticano II abrieron hacia el mundo(...). Fue un verdadero encuentro entre la Iglesia y los hombres de nuestro tiempo", dijo.

Para el papa fue "un impulso misionero" para que la Iglesia "vuelva a tomar el camino para ir al encuentro de cada hombre allí donde vive: en su ciudad, en su casa, en el trabajo", dijo.

Francisco invitó a la Iglesia a recuperar el "espíritu del samaritano", para salir a proclamar la alegría del amor al mundo, el perdón y la reconciliación.