No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Futura bancada del PLN descarta votar a favor de reforma fiscal si no pueden modificar proyecto

​Propuesta del próximo jefe de fracción es mantener plan dentro de la vía rápida pero habilitar dos días para mociones 

"Nosotros no estamos dispuestos en apoyar un proyecto al que no podamos interponerle enmiendas". Así de claro fue el futuro jefe de fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), Carlos Ricardo Benavides, con la reforma fiscal que actualmente se discute en la Asamblea Legislativa.

El próximo asambleísta, quien habló en nombre de los 17 diputados electos del PLN y que tomarán su cargo el 1 de mayo, manifestó este viernes que están en contra de que los actuales legisladores dejen el proyecto listo para que sus sucesores solo digan si están a favor o en contra de la iniciativa.

"Hace unos días el proyecto tenía, según el Gobierno, una disposición relativa a los empleados públicos hoy amaneció con otra; entonces no nos pueden decir apúrese y díganos cuáles son las cuestiones que plantean. Ni lo intenten", afirmó Benavides este viernes en el programa radiofónico Nuestra Voz.

Sin embargo, la fracción sí tiene entre sus planes entrar a ver el plan fiscal con la celeridad del caso, es decir, mantenerlo dentro de la vía rápida. La propuesta en del político es aumentar dos días la posibilidad de mociones.

Una posición similar tomó el Partido Integración Nacional (PIN) al señalar su rechazo a solamente llegar a votar sí o no sobre el proyecto de ley de Fortalecimiento de las finanzas públicas.

"Hay que devolverlo a comisión y estudiarlo entre todos para ver si podemos hacer un verdadero plan de sanar las finanzas públicas. No puede ser que se grave la canasta básica, que se esté gravando a la gente más golpeada (en el presentado hasta ahora)", dijo la futura diputada, Zoyla Volio.

Una de las mayores críticas que tuvieron los futuros diputados a la reforma fiscal fue precisamente el tema el impuesto a la canasta básica, propuesta por el Gobierno mediante una moción, cuando es el gasto al gobierno central el que debería disminuir.

El documento sugirió, entre otras cosas, un Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 2% a la canasta básica. Esto quiere decir que por cada producto que valga ¢20 mil, se cobrarán ¢20 más en su valor. En el texto anterior estos productos estaban exonerados.

"Para todos los efectos, la canasta básica será establecida mediante decreto ejecutivo emitido por el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), y será revisada y actualizada cada vez que se publiquen los resultados de una nueva Encuesta nacional de ingresos y gastos de los hogares", señala la moción.

"Estamos preocupados por lo que presenta el actual texto sustitutivo, ese impuesto a la canasta básica y tenemos la consigna de no maltratar a los más necesitados", mencionó el diputado de Restauración Nacional, Jonathan Prendas.

La canasta básica es definida por estudios realizados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), con base en el consumo efectivo de bienes y servicios de primera necesidad de los hogares.

Otro de los cambios que propone el nuevo texto es que se reduce el cobro de un 4% a un 2% en las primas de seguros y se aclara - como lo prometió la semana anterior el viceministro de la Presidencia Luis Paulino Mora-, que no se cobrarán tributos por la compra de bienes en el extranjero realizados con tarjeta, pero sí el pago de servicios, tales como Netflix o Spotify.