Labor del Banco Central no se paraliza por junta directiva incompleta, según Gobierno

pronunciamiento​El ministro de Hacienda señaló que no hay decisiones inmediatas a tomar en sesiones del ente financiero

El gobierno descartó que se produzca una parálisis en la labor que realiza el Banco Central de Costa Rica (BCCR), pese a que no pueda sesionar la próxima semana por la falta de miembros en su junta directiva, indicó el Ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro.

El Consejo de Gobierno convocó este viernes una sesión extraordinaria para tratar el tema, después de que el jueves la Asamblea Legislativa rechazara los nombres planteados por el Poder Ejecutivo.

En este encuentro, el ministro de Hacienda y miembro de la junta directiva del BCCR, Helio Fallas, señaló que no existe afectación inmediata por la situación, ya que no se está discutiendo ningún tema que deba ser resuelto próximamente.

Alfaro agregó que no desean afectar el funcionamiento del Banco Central, sobre todo en un contexto económico estable para el país, por lo que esperan llenar en poco tiempo las plazas vacantes.

Contrario a lo señalado por el gobierno, el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, sí ve afectación por la falta de nombramiento. Por ejemplo, mencionó el dinamismo que hay en la política cambiaria, la cual corre el riesgo de no poder ser modificada debido a la imposibilidad de sesionar de la junta.

La decisión que tomó el Consejo de Gobierno este viernes fue iniciar un proceso de diálogo con las diversas bancadas del Congreso, con el fin de promover nuevos nombres a postular.

Alfaro detalló que serán tres mujeres las que deberán ocupar los cargos, esto con el fin de cumplir con la paridad de género establecida por ley.

El próximo domingo vence el nombramiento de la directiva Silvia Charpentier, por lo que la junta quedará solo con cuatro miembros. Si bien el grupo está compuesto por siete personas, por ley se les permite sesionar con solo cinco miembros.

Los legisladores rechazaron el nombramiento de los dos aspirantes recomendados por el gobierno, la economista Roxana Morales y el investigador Miguel Gutiérrez Saxe.