Gobierno pedirá ayuda a buzos internacionales para llegar hasta embarcación naufragada si OIJ lo solicita

investigación​OIJ no descarta posibilidad de inspeccionar catamarán en las profundidades del mar

El gobierno pedirá a buzos de otros países que vengan al país a hacer la inspección del catamarán Eco Quest matrícula P11-400, que naufragó la mañana de este jueves en aguas del Pacífico costarricense, solo si el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) lo solicita.

ministra de seguridad en ejercicio, maría fullmen salazar

La ministra de Seguridad en ejercicio, María Fullmen Salazar, informó que este viernes dio inicio la investigación judicial para determinar las causas del accidente, por lo que ahora los pasos a seguir quedarán en manos del OIJ y del Ministerio Público, que definirán si es necesaria una inspección en el barco hundido.

Salazar precisó que el catamarán está a 150 metros de profundidad, aproximadamente a 15 kilómetros de Punta Leona en el Pacífico Central costarricense, lo que dificulta que los buzos nacionales puedan llegar hasta ese punto.

Los buzos nacionales de Cruz Roja y Bomberos pueden sumergirse a profundidades de 30 metros máximo, por lo que sería necesario pedir una colaboración a países amigos como México y Colombia que cuentan con equipos para llegar al punto de hundimiento del catamarán, agregó la Ministra en Ejercicio.

El director del OIJ, Francisco Segura, dijo que como parte de la investigación judicial que se inició a raíz del naufragio de la embarcación, no se descarta una inspección en el catamarán, aunque saben que es complicado llegar a esa profundidad con los recursos que hay en el país, pero de ser necesario se podría solicitar colaboración.

director del oij, francisco segura

El Eco Quest viajaba con 109 personas entre Marina Los Sueños en Playa Herradura e Isla Tortuga cuando el fuerte oleaje y el viento habrían provocado el naufragio de la embarcación.

El gobierno informó que tras el incidente tres extranjeros -un británico, una canadiense y una estadounidense- perdieron la vida y se logró el rescate de 106 personas que resultaron con golpes y heridas menores, pero están a salvo.

Ahora el OIJ investiga las causas del hundimiento para determinar si existen responsables y mantiene bajo seguimiento al capitán del barco y al segundo a bordo, quienes rindieron declaración este jueves tras el accidente.

La Fiscalía confirmó vía telefónica que el caso ya fue llevado al OIJ para iniciar la investigación correspondiente.