No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación
    • VozYVoto.org
    • DataBaseAR.com

Para nacionalizar a indígenas Ngäbe-Buglé, Ejecutivo se compromete a valorar reformas

Población reclama acceso a cédula de identidad para garantizar derechos laborales, de salud y educación

Luego de viajar desde la zona fronteriza de Costa Rica con Panamá para presionar por sus derechos, representantes del pueblo indígena Ngäbe-Buglé recibieron el compromiso por parte del gobierno para valorar reformas que les permita nacionalizarse.

Así lo anunció este sábado Casa Presidencial.

El anuncio del Ejecutivo se da luego de una reunión con 40 miembros de dicha población, que forma parte de las presiones de ese grupo indígena para ser reconocidos como residentes, lo que les garantizaría el acceso a derechos laborales, de salud y de educación. Las acciones de los Ngäbe-Buglé también incluyeron una visita el pasado jueves a la Asamblea Legislativa para la presentación de un proyecto de ley que visibilice su figura en el territorio costarricense.

Ese mismo 12 de octubre, día en el que se celebra el Encuentro de Culturas, Eusebio Julián José y Abida Anastasia Paredes hicieron una parada en el programa Nuestra Voz, antes de asistir junto a una numerosa delegación a Cuesta de Moras. En el espacio radial, los representantes de los Ngäbe-Buglé develaron las principales aristas del proyecto Ley de Protección del Derecho a la Nacionalidad de la Persona Indígena Transfronteriza, que les permitirá tener acceso a una cédula de identidad.

“Mientras nosotros no tengamos ese documento, seremos discriminados, por eso estamos pidiéndole al Gobierno y a los diputados que creen una ley para ser libres dentro de este país”, manifestó Federico Abrego, uno de los voceros de la población autóctona en el encuentro con representantes del Gobierno.

A la fecha, la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) les extiende un documento temporal que les permite trabajar, sin embargo, tienen que estar renovándolo y el costo muchas veces es difícil de asumir para una familia numerosa. Es por ello que en el encuentro con el Ejecutivo este último se comprometió a analizar posibles reformas a la normativa actual para facilitar el trámite de nacionalización de la población indígena.

El grupo habitantes autóctonos fue recibido en Zapote por la vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, la viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga, la viceministra de Gobernación, Carmen Muñoz, y un grupo de representantes de Migración y Extranjería, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y el Ministerio de Salud.

“Apoyamos a las personas migrantes temporales Ngäbe y Buglé mediante distintos esfuerzos interinstitucionales para garantizarles una mejor calidad de vida. Además, hemos mantenido un diálogo cercano con la Vicepresidenta de Panamá, Isabel Saint Malo, para buscar soluciones conjuntas al estado migratorio de estas personas y saldar una deuda histórica”, manifestó Chacón.

Por su parte, Zúñiga señaló que el Ejecutivo redoblegará esfuerzos para identificar reformas y acciones administrativas para atender las necesidades de la población indígena que habita tierras nacionales y panameñas desde antes de que los tratados limítrofes partieran a la mitad a su comunidad.

Para el abordaje integral de las problemáticas y necesidades planteadas por la delegación indígena, las autoridades gobierno prometieron una reunión de seguimiento que contará con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Actualmente, Costa Rica y Panamá trabajan en un proyecto conjunto denominado como Chiriticos, en el cual los órganos electorales de ambos países desplazan unidades móviles a los lugares de trabajo de la población Ngäbe-Buglé, en las cuales se tramitan declaraciones e inscripciones de nacimiento, solicitudes de cédula y rectificaciones.

En esos espacios además las personas pueden evacuar sus dudas en materia de registro civil.

El problema migratorio pone en jaque a los indígenas Ngäbe-Buglé en circunstancias cotidianas, ya que según relató Eusebio en Nuestra Voz, las empresas transnacionales, principalmente productoras de banano, abusan de sus status para negarles garantías como el aseguramiento.

Otro reflejo de la problemático lo contó Abida, quien tuvo múltiples obstáculos de corte económico mientras estudiaba, los cuales no pudieron ser solventados con una beca debido a que no se le reconoció como costarricense.

Se estima que en la Zona Sur de Costa Rica hay cerca de 2.254 indígenas transfronterizos. Además de la falta de reconocimiento, estas poblaciones además viven en condición de vulnerabilidad por no tener territorio y vivir en pobreza extrema.