González Iñárritu, Cuarón y el afianzamiento de los directores mexicanos en Hollywood

premios​Después de “Amores perros”, su único film 100% mexicano, conquistó Hollywood con “21 gramos” y “Biutiful”

Con Alejandro González Iñárritu, favorito a los Óscar de este domingo, gracias a "Birdman" y el triunfo todavía fresco de Alfonso Cuarón el año pasado con "Gravedad", es un hecho que los directores mexicanos están ya tan consolidados en Hollywood que son parte de su paisaje.

Las apuestas indican que González Iñárritu se irá a casa con varias de las nueve estatuillas doradas a las que opta por su primera comedia, en la que reflexiona sobre el ego y las frustraciones a través de un actor que quiere recuperar su fama haciendo una obra en Broadway.

Si finalmente se alza con el premio a la Mejor dirección, sucederá a su amigo Cuarón y marcará un hito histórico en los Óscar para los mexicanos. Si es así, confirmará que ellos también son capaces de saciar los gustos de la industria más importante del mundo.

Pero sus éxitos en la meca del cine comenzaron hace ya dos décadas, cuando ambos decidieron cruzar la frontera empujados por las limitaciones técnicas y económicas que encontraron en su país para desarrollar sus proyectos.

Después de "Amores perros" (2000), su único film 100 por ciento mexicano, González Iñárritu conquistó Hollywood con "21 gramos" (2003), "Babel" (2006) y "Biutiful" (2010), en las que trabajó con grandes actores internacionales como Sean Penn, Brad Pitt y Cate Blanchett. Estos cuatro largometrajes le dieron en total un Óscar y 11 nominaciones.

Lo mismo ocurre con Cuarón, que después de su aclamada "Y tu mamá también" (2001), dirigió la taquillera "Harry Potter y el prisionero de Azkabán" (2004) y "Niños del hombre" (2006). Esta última le dio tres nominaciones a los mayores premios del cine estadounidense.

Video: Noticias Mundo FOX.