Grupo sindical pretende “salario creciente” en lugar de ajustes por inflación

propuesta​Gobierno se reunió este jueves con dos bloques de trabajadores para conocer sus exigencias

Sustituir el modelo de ajuste de sueldos para los trabajadores del sector público y privado basado en la inflación por uno de "salarios crecientes" es una de las propuestas que planteó este jueves el Bloque Unitario Sindical y Social Costarricense (Bussco) al Gobierno.

En el encuentro entre representantes de los trabajadores y el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, los sindicalistas la necesidad de superar los ajustes basados en el costo de la vida, tal y como se calcula en la actualidad.

En la propuesta no viene incluido la metodología para calcular los salarios crecientes, ya que forma parte del proceso que debe debatir el Poder Ejecutivo con los diversos sectores sociales.

La secretaria general adjunta de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca), Marta Rodríguez, comentó que el documento que entregaron a las autoridades gubernamentales incluye otros 11 ejes de trabajo más para que sean revisados y discutidos.

Otros planteamientos que surgieron del encuentro tienen que ver con el respeto de los derechos laborales como la huelga, sindicalización y negociación colectiva, salarios justos para los trabajadores privados y públicos, así como la oposición a los proyectos de ley de salario único y educación dual.

El ministro de Trabajo, Victor Morales, comentó que estos encuentros forman parte del diálogo regular que mantiene la administración con diversos grupos sociales y que todos los reclamos que surjan serán analizados antes de tomar una decisión.

Solís y su equipo de trabajo también recibió este jueves al bloque sindical Patria Justa, quienes posterior a la reunión informaron que mantienen el movimiento de huelga indefinida convocada para el próximo lunes a partir de las 6 a.m.

El ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, indicó que hicieron la petición al grupo para que depusiera la convocatoria, sin embargo, la solicitud no fue acatada.

El secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, señaló que el gobierno tiene de aquí al lunes para acatar parte de sus exigencias, que tienen que ver con las peticiones de Bussco, así como la defensa de las convenciones colectivas de las instituciones y la oposición a los rectores en las remuneraciones del gobierno central.

Bussco agrupa alrededor de 60 sindicatos y asociaciones de trabajadores del sector salud, educación y seguridad pública, mientras que Patria Justa cuenta con los sindicatos de instituciones como Recope, Japdeva e ICE.