Hacinamiento y abandono son parte del rostro de las cárceles ticas que expone película nacional Presos

Producción​Filme se estrenó el jueves y ya se está exhibiendo en las diferentes salas de cine costarricenses

El hacinamiento, la violencia, el abandono y hasta la alegría que viven cientos de reos en las cárceles de Costa Rica son parte del rostro humano que expone Presos, la nueva película del cineasta tico Esteban Ramírez y que ya se está exhibiendo en las salas de cine de todo el país.

El director de largometrajes como Caribe y Gestación aseguró que con esta nueva producción quiso adentrarse en la realidad de las personas privadas de libertad, tal y como hizo su padre Víctor Ramírez con Los Presos, el documental de 1975 que inspiró el nuevo filme.

"Me interesa mucho tratar de impactar en mi sociedad con temas que ojalá sean de interés, que los hagan pensar y que los hagan sentir. Es un tratamiento distinto, más cariñoso al que estamos acostumbrados donde se busca subir el prejuicio, aquí queremos acercar a ese tabú de las cárceles", explicó Ramírez.

Cineasta Costarricense, Esteban ramírez

Presos, un proyecto que tardó tres años en ver la luz y que fue filmado en el Puesto 10 de la cárcel de San Rafael de Alajuela, cuenta la historia de Victoria, una joven que bajo circunstancias muy particulares conoce a un reo de la cárcel, situación la lleva a cuestionarse sus propios límites y libertad.

En la película participaron como actores secundarios los propios reos de ese centro, una iniciativa que según Ramírez al inicio fue difícil pero luego le aportó muchísimo al trabajo final.

"Eso es parte de lo interesante de la película, que es una historia en la que ellos (los privados de libertad) participan y donde uno conoce el verdadero día a día y se mezclan los sentimientos, porque hay de todo. Incluso uno va y los puede ver donde se vacila también, ellos también llegan a tener esa virtud de que con lo poco que tienen disfrutan, con jugar, con correr, hay de todo", finalizó el director.