Hombre paralizado camina nuevamente tras revolucionaria operación

Ciencia​Fidyka fue operado hace dos años. Ahora puede caminar con un andador, hacer vida normal e incluso conducir un automóvil

Un hombre que estaba paralizado hasta la cintura logró caminar nuevamente gracias a un revolucionario tratamiento realizado en Polonia que según uno de los científicos británicos responsables fue "más impresionante que los primeros pasos del ser humano en la Luna".

Darek Fidyka, un bombero búlgaro de 40 años, es la primera persona en el mundo que se recupera de un desgarramiento total de los nervios de la columna vertebral, según un artículo publicado el martes en la revista científica Cell Transplantation.

"Para mí, es todavía más impresionante que los primeros pasos del ser humano en la Luna", afirmó el profesor Geoffrey Raisman, del Instituto de Neurología del University College de Londres (UCL).

Fidyka fue operado hace dos años. Ahora puede caminar con un andador, hacer vida normal e incluso conducir un automóvil, cuatro años después de haber sido acuchillado por el ex marido de su compañera.

"Cuando comienza a volver, uno se siente revivir, es como si naciera nuevamente. Es una sensación increíble, difícil de describir", declaró Fidyka en el programa Panorama de la BBC, que tuvo un acceso exclusivo al paciente y a los médicos.

Las imágenes difundidas por el canal británico muestran al paciente, que actualmente se encuentra en período de reeducación, atravesando un puente con ayuda de un andador.

"Yo sabía que sería (un proceso) difícil y prolongado, pero nunca quise aceptar la idea de pasar el resto de mis días en una silla de ruedas", afirmó.

Darek Fidyka fue operado en dos oportunidades en Polonia por un equipo de médicos dirigido por el cirujano Pawel Tabakow, de la Universidad de Wroclaw.

Esta operación sin precedentes es el resultado de 12 años de investigaciones, dijo el martes el Dr. Tabakow.

Los cirujanos utilizaron células olfativas enfundadas (OEC) de la nariz del paciente a partir de las cuales se desarrollaron los tejidos seccionados.

Esta técnica, descubierta por la UCL, había dado buenos resultados en laboratorio, pero jamás había sido experimentada con éxito en el ser humano.