No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Iglesia Católica confirma que recibió segunda denuncia por abuso sexual contra sacerdote tico​

​Nuevo caso se presentó ante la Arquidiócesis de San José el pasado viernes 4 de agosto y se suma a la acusación de un empresario contra el mismo padre

La Iglesia Católica confirmó la recepción de una segunda denuncia por abuso sexual presentada contra el sacerdote Hernán Castillo Huertas. Esta nueva acusación fue enviada por un comerciante quien prefirió el anonimato y se suma a una denuncia previa interpuesta por otro empresario el pasado 27 de junio ante la Arquidiócesis de San José.

El Vicario General y Moderador de la Curia Metropolitana, padre Daniel Blanco, confirmó la información, aunque aseguró que debido a sus obligaciones no ha tenido tiempo de revisar el escrito con detalle. AmeliaRueda.com tiene copia de la acusación.

Este medio conversó con el comerciante de 58 años, quien presentó la denuncia por abuso sexual contra el padre Castillo apenas el pasado viernes 4 de agosto y decidió hacerlo pese a que el presunto hecho se dio entre 1975 y 1976, cuando apenas tenía 14 años de edad.

“Es difícil porque cuando uno está joven le meten miedo con el cuento de que no le diga nada a la familia, que nadie va a creer lo que pasó por ser un sacerdote y que Dios se va a enojar si uno toma medidas. Pero esto no se puede quedar así, tarde o temprano tiene que pagar lo que hizo este señor”, dijo.

En una entrevista de media hora, este comerciante decidió conversar con AmeliaRueda.com frente a la Catedral de Nuestra Señora del Pilar en Alajuela la tarde de este lunes, para compartir su historia.

“Cuando vi en los medios de comunicación que un empresario denunció al padre Castillo en junio pasado, aunque el abuso sexual de ese caso se dio hace más de 30 años, la verdad es que yo también agarré valor para hablar, para contar lo que me pasó. Esto es algo que ni mis hijos ni mi familia sabe, siempre lo he guardado ahí por vergüenza”, relató.

Extracto de la nueva denuncia presentada contra el padre Hernán Castillo Huertas por abuso sexual contra un comerciante.

El caso de este comerciante se remonta a 1975, en ese entonces el padre Castillo daba servicios religiosos en la Iglesia de La Soledad, en San José -el mismo escenario donde presuntamente se dio el primer caso de supuesto abuso sexual contra un empresario-, en ese entonces el denunciante tenía 14 años y debido a su situación de pobreza tenía que trabajar en los mercados capitalinos para ayudar en su casa, aunque su verdadero anhelo era estudiar. Justo por eso conoció al sacerdote.

“Diay uno tan pobre, trabajando todo el día, yo siempre pasaba a la Iglesia de La Soledad en las tardes, ahí conocí al padre Castillo, él se me acercó, valiéndose de que yo era un chiquillo y que quería estudiar, me ofreció ayuda, me dijo que me iba a dar dinero, que me iba dar estudio y que me iba a apoyar. Uno le cree porque es un padre”, rememoró.

El acto

Poco a poco la amistad del sacerdote con un joven de 14 años tomó otros matices. “Luego eran caricias, toqueteos en las piernas, en la entrepierna, hasta que lo iba enredando a uno con cuentos y con temor a Dios para luego desvestirse al frente de uno, masturbarse y hacer otras cosas. Uno al inicio no entiende qué está pasando, él usaba manipulaciones y cosas para que uno lo viera como algo normal”, indicó el comerciante.

En la denuncia que este hombre envió a la Arquidióces de San José el pasado viernes 4 de agosto, se explica que en una ocasión en 1975, un oficial de la policía detuvo al padre Castillo porque lo sorprendió abusando sexualmente del ahora comerciante. Según el documento, el oficial trasladó al sacerdote a una caseta policial ubicada en Calle Blancos donde se hizo un reporte en un libro de bitácoras.

“El padre se aprovechó de la necesidad mía en ese entonces. La situación (de abuso sexual) se dio durante casi un año, el padre se desaparecía por algunas semanas o meses y luego aparecía para hacer sus cosas, era difícil porque uno estaba como capturado por ese señor. Me decía que si hablaba nadie me iba a creer”, recordó el denunciante.

Para este hombre de 58 años, el caso había quedado en el olvido, pese a que le causó un daño psicológico muy fuerte que incluso lo llevó a consumir drogas durante un tiempo de su vida, relata.

Proceso

Ahora su interés es que el padre Castillo pague ante la Iglesia Católica, pese a que esta institución informó en un comunicado emitido el pasado 12 de junio que “el sacerdote denunciado, por su parte, cuenta con una edad muy avanzada y, además de no ejercer un cargo pastoral desde hace varios años, tiene una precaria salud y reside en un albergue para adultos mayores”.

El padre Daniel Blanco indicó que en estos casos se conforma un Tribunal Canónico a lo interno de la Arquidiócesis de San José para hacer la indagatoria que consiste en tomar las declaraciones de las presuntas víctimas de abuso sexual y sus testigos, además del testimonio del sacerdote, pero en este caso por la salud del padre Castillo se prescinde de su declaración.

Los testimonios son recolectados por la Iglesia Católica de Costa Rica y enviados a la Santa Sede en el Vaticano, donde se resuelven las sanciones contra el sacerdote.

La Iglesia Católica solo compensa el daño material y psicológico a las víctimas con dinero, cuando existe una sentencia civil emitida por un Tribunal en Costa Rica, adujo Blanco.

¿Qué pasó con la primera denuncia?

Consultado sobre la primera denuncia por abuso sexual presentada el pasado 27 de junio ante la Arquidiócesis de San José, el padre Blanco explicó que este caso todavía está en la etapa de recolección de indicios y que no se ha tomado la declaración al denunciante.

En la entrevista se le insistió al sacerdote para que diera la fecha en que se programará esa reunión para tomar la declaración, pero el padre Blanco dijo que por la confidencialidad de la persona y del proceso no puede revelar esa información, aunque aceptó que casi dos meses después de formulada la denuncia, todavía no se ha tomado el testimonio del hombre que interpuso la acción.

Este medio informó el pasado viernes 4 de agosto, que el empresario presentó la denuncia por abuso sexual contra el padre Castillo ante la Nunciatura Apostólica de Costa Rica -embajada del Vaticano en Costa Rica-, para elevar el caso ante la Santa Sede.

Ese día, el denunciante tuvo una audiencia privada con el Secretario de la Nunciatura Apostólica, Joseph Cuvacas, donde pudo explicar los hechos de su acusación contra el sacerdote. AmeliaRueda.com intentó conversar con monseñor Cuvacas para tener una reacción sobre el caso. Sin embargo, pese a que el viernes pasado indicaron por teléfono que el Secretario atendería la llamada este lunes, finalmente no se realizó la entrevista.

Una monja identificada como ‘hermana Marie’ explicó que monseñor Cuvacas no se va a referir al tema de la denuncia por tratarse de un caso que se está llevando en la Curia Metropolitana.

El empresario que presentó la primera denuncia contra el padre Castillo, indicó en entrevista este lunes que su interés nunca ha sido obtener dinero de la Iglesia Católica. La denuncia solo pide una disculpa de la Iglesia y un proceso para castigar al sacerdote.

“Cuando yo hablé con el padre Castillo en el Templo Votivo al Sagrado Corazón de Jesús, en Barrio Peralta, hace como ocho meses que lo vi tras varios años de no saber nada de él, fue el propio sacerdote quien me propuso darme dinero para resarcir el daño, a cambio de que yo no dijera nada y que no lo denunciara”, explicó el empresario.

Tras un primer acercamiento con la Curia Metropolitana, la única ayuda que le ofrecieron al denunciante fue una terapia psicológica impartida por un sacerdote cercano al padre Castillo.

Ahora la Iglesia Católica debe convocar al denunciante a una reunión para obtener su testimonio como parte del proceso canónico que fue abierto en contra del padre Castillo el pasado 12 de junio.

Fotografía tomada de la página de Facebook Iglesia La Soledad.