No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Medida busca reducir los contagios por COVID-19.

Iglesia católica suspende misas en templos “hasta nuevo aviso” por el coronavirus

​Invitan a la población ha participar de las celebraciones religiosas a través de los medios de comunicación como: radio, televisión e internet.

Los obispos de la Conferencia Episcopal anunciaron la noche de este miércoles que se suspenden todas las misas y ceremonias religiosas en todas las iglesias y capillas católicas del país debido al coronavirus COVID-19, el cual ya provocó una muerte en Costa Rica.

El cierre de templos empezará a partir de la medianoche y se dará hasta "nuevo aviso".

"En medio de esta situación extraordinaria nos hemos unido a las autoridades del Ministerio de Salud de Costa Rica para pedir a la población en general y muy especialmente a nuestros fieles, una actitud de responsabilidad y cumplimiento estricto a las directrices de las autoridades sanitarias, poniendo en práctica las medidas que se nos pide observar", indicaron.

Asimismo, invitaron a la población católica ha participar de las misas a través de los medios de comunicación como: radio, televisión e internet.

"Pedimos la comprensión y obediencia debida a nuestros fieles en estos difíciles momentos que vivimos con el fin de salvaguardar la mayor cantidad de vidas humanas en esta extrema situación que vivimos", concluyeron.

Las medidas anunciadas por la Iglesia para evitar contagios son los siguientes:

1. Todas las iglesias, capillas y oratorios de la Provincia Eclesiástica de Costa Rica se cerrarán al culto público de los sacramentos a partir de hoy a la media noche y hasta nuevo aviso.

2. Se invita a los fieles a participar de la Santa Misa a través de los medios de comunicación: Radio, televisión e internet.

3. Se dispensa del precepto dominical a todos los fieles mientras se mantenga esta situación extraordinaria.

4. Los sacerdotes deberán de celebrar la Santa Misa en privado (sin la presencia de fieles) de conformidad con las prescripciones del Derecho canónico.

5. Pedir a los ministros extraordinarios de la distribución de la Sagrada Comunión no visitar a los ancianos y enfermos con algún factor de riesgo, asimismo suspender las visitas si ellos mismos tienen un factor de riesgo asociado a este virus.

6. Las exequias se celebrarán con una “Liturgia de la Palabra” con la presencia de los familiares más cercanos solamente.