Inmigración de salvadoreños a Costa Rica creció 490% en últimos 5 años

flujoSolicitudes de refugio pasaron de 52 en 2010 a 307 el año pasado

Costa Rica registró en los últimos cinco años un aumento del 490 por ciento en el flujo inmigratorio de salvadoreños, según un informe presentado este miércoles por la mañana por autoridades nacionales.

La información indica que la inmigración de hondureños hacia Costa Rica también creció en ese periodo.

Datos de solicitudes de refugio en Costa Rica reflejan la tendencia de los centroamericanos a buscar asilo en el país, en momentos en que la corriente migratoria desde Guatemala, El Salvador y Honduras a la frontera de Estados Unidos generó una crisis humanitaria por la llegada de niños sin compañía de adultos.

Viceministra de gobernación, carmen muñoz

La viceministra de Gobernación y la directora de Migración y Extranjería, Kathya Rodríguez, atribuyeron este fenómeno a la violencia de las pandillas que controlan comunidades y reclutan a jóvenes y niños a sus filas.

El caso de El Salvador es el más evidente: en 2010 se presentaron 52 solicitudes de refugio en Costa Rica, y la cifra subió a 68 en 2011, a 97 en 2012, 144 en 2013 y a 307 el año pasado.

Con cifras menores, el número de solicitudes de refugio desde Honduras pasó de 43 en 2010 a 83 el año pasado.

Los números están lejos de los años 80 y 90, cuando Costa Rica recibió a decenas de miles de centroamericanos que huían de las guerras.

Rodríguez aclaró que los números son solo una parte de la migración centroamericana porque muchos se quedan irregularmente para desempeñar algún trabajo, como en la agricultura, y otros intentan normalizar su situación migratoria por otras vías, como permisos temporales de residencia.

"La tendencia es a crecer porque al cerrarse la puerta en los países del norte (Estados Unidos y México), la gente comienza a buscar emigrar al sur", explicó Rodríguez.

Muñoz comentó que una parte de las solicitudes de refugio desde Centroamérica corresponde a personas de la diversidad sexual, en especial transexuales, que son atacados por las pandillas.

La mayor parte de los refugiados en Costa Rica son colombianos, que comenzaron a llegar una década atrás por el conflicto interno en ese país, aunque la tendencia ha declinado en los últimos años.

De las 5.531 personas que se han refugiado en Costa Rica en la última década, 68 por ciento son colombianos, 10 por ciento cubanos y 4 por ciento venezolanos.