Inversión extranjera en América Latina cae 23% en primer semestre según CEPAL

InversiónEn Costa Rica la IED cayó un 21 por ciento

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina cayó un 23 por ciento en el primer semestre de 2014, totalizando $84.071 millones, por la ausencia de grandes adquisiciones y una menor inversión minera, informó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La caída viene tras el récord de inversiones por $180.977 millones registrado el año pasado y contrasta con el aumento del 10 por ciento a nivel global proyectado para 2014, según un reporte de la CEPAL.

"Entre los factores de la disminución de la IED hacia la región figura la ausencia de grandes adquisiciones empresariales durante el primer semestre de 2014 (que compensen las registradas en el mismo período del año anterior)" y "el enfriamiento de las inversiones en minería por la caída de los precios de los metales", se explicó en el reporte.

El año pasado, el crecimiento de las inversiones productivas en la región -que representaron un 13 por ciento de la IED mundial- se sustentó en el aumento de la demanda interna y los altos precios de los productos primarios de exportación.

Para este año, buena parte de la caída de las inversiones extranjeras se concentra en México, "donde la compra en 2013 de la cervecera Modelo por parte de la transnacional belga Anheuser-Busch InBev en 13.249 millones aumentó excepcionalmente los flujos de IED", explicó la Cepal.

En Venezuela, en tanto, se configuró una caída de un 54 por ciento, totalizando 1.761 millones de dólares, mientras que en Perú las inversiones disminuyeron un 18 por ciento a $4.680 millones. En Costa Rica, la IED cayó un 21 por ciento y en El Salvador la disminución alcanzó al 67 por ciento.

En Brasil, en tanto, se registró un aumento de 8 por ciento durante los primeros ocho meses de 2014 con respecto al mismo período de 2013, totalizando una recepción de 42.001 millones de dólares en el primer semestre.

También aumentaron los flujos de inversión en Uruguay (9 por ciento), Colombia (10 por ciento) y Panamá (26 por ciento), República Dominicana (20 por ciento) y Guatemala (3 por ciento).