No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Investigación del accidente de avioneta donde murieron 12 personas tardará meses

​Aviación Civil trata de armar partes de la aeronave "tipo rompecabezas", afirmó jefe de Aviación 

La investigación para conocer las razones del accidente aéreo en Guanacaste que acabó con la vida de 12 personas, 10 de ellas estadounidenses, tardará meses, según calcula la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

Esa dependencia realiza, en colaboración con expertos de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, la recuperación de diferentes partes de la aeronave para tratar de armarlas "tipo rompecabezas" e intentar identificar la posición en ese momento, pero eso lo que le llevará semanas.

"Sobre el proceso de investigación y con una de las partes recuperadas tratar de armarla tipo rompecabezas con lo que quedó y dar una idea de cuál era la configuración de la aeronave minutos antes del fatal accidente es lo que en este momento expertos costarricenses y norteamericanos están enfocados. Esta etapa puede llevarse unas semanas", comentó el jefe de la Dirección General de Aviación Civil de Costa Rica, Enio Cubillo.

Mientras que, la otra investigación se desarrollará por directamente en Canadá cuando la otra semana envíen una turbina al fabricante, la firma Pratt & Whitney Canada (PWC) para el análisis.

Esta empresa desarmará la pieza y buscará verificar cuál era la posición de la avioneta Cessna 208B Grand Caravan de la empresa Nature Air. "Mientras se traslada y la fabrica hace la investigación podía llevarse un par de meses", mencionó Cubillo.

Para el jefe de Aviación decir que existe un avance para definir y dar por cierto alguna situación anómala es muy aventurado, inclusive hasta irresponsable. En este momento cualquier hipótesis es posible desde una falla mecánica, las condiciones meteorológicas o el factor humano, entre otros.

El accidente ocurrió el pasado 31 de diciembre poco después de las 12:10 p. m. cuando la avioneta con 12 personas se estrellará minutos después de despegar en Punta Islita de Nandayure, Guanacaste.

La nave matrícula TI-BEI tenía minuto y 30 segundos de haber alzado vuelo del campo de aterrizaje de Corozalito y se dirigía hacia el aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela. Solo logró volar dos kilómetros.

Las víctimas fueron identificadas como los pilotos costarricenses Juan Manuel Retana Chinchilla, de 52 años y Emma Ramos Calderón, de 26.

Los pasajeros fallecidos fueron Bruce e Irene Steinberg de 50 y 51 años respectivamente, y los hijos de la pareja William, Zachary y Mathew (de 18, 19 y 13 años). Además, Amanda Rae Geissler de 33 años, Leslie y su esposo Michell Weiss de 50 y 52 años y sus hijos Ari y Hannah de 16 y 19.