Juicio contra Pistorius se reanudó este lunes para fijar la pena

decisión​Un responsable penitenciario sugirió el lunes condenar a Oscar Pistorius a trabajos de interés general

¿Entrará Oscar Pistorius en prisión? Tras ser juzgado culpable de homicidio involuntario por la muerte de su novia Reeva Steenkamp en 2013, el atleta paralímpico sudafricano regresó este lunes al tribunal, donde su defensa intentará conseguir la pena más leve posible.

A partir del lunes, los testigos, en primer lugar los de la defensa, comenzarán a desfilar de nuevo durante varios días por el tribunal de Pretoria para influir en la decisión de la jueza, Thokozile Masipa, encargada de fijar la pena, aunque podría no pronunciarse inmediatamente.

Cárcel, pena de prisión con suspensión, arresto domiciliario o una multa. Toda la gama de sanciones es posible y el medallista paralímpico tiene quizás una posibilidad de no ir al presidio. El código penal sudafricano no prevé ninguna pena automática por homicidio involuntario.

Tras la muerte de su novia la noche de San Valentín de 2013, el campeón sudafricano pasó ocho días detenido en la comisaría de Pretoria. Desde entonces, se encuentra en libertad bajo fianza.

Según la jurisprudencia, otros factores podrían intervenir: los remordimientos expresados por el atleta de 27 años, el no contar con antecedentes penales o la eventual necesidad de enviarlo a prisión o no para proteger otras vidas humanas.

La jueza podría escuchar también los argumentos de la familia de Reeva Steenkamp, como es habitual antes de conocerse la pena en Sudáfrica. La fiscalía no quiso confirmar la comparecencia de los allegados de la joven modelo.

En el veredicto hecho público el 12 de septiembre, que sorprendió a una parte del mundo judicial sudafricano, la magistrada concluyó que Pistorius no era culpable de asesinato, sino de homicidio involuntario.

El joven deportista, amputado de sus dos piernas, se enfrentaba entonces a la cadena perpetua. Pistorius siempre ha defendido que abrió fuego contra su pareja a través de la puerta cerrada del baño, al confundirla con un ladrón.

La fiscalía podrá recurrir el veredicto de la juez, quien consideró que durante el mediático juicio el ministerio público no pudo demostrar que el deportista tenía la intención de matar a Steenkamp.

Aunque durante su comparecencia Masipa consideró poco sincero e incoherente a Pistorius, le otorgó finalmente el beneficio de la duda.

Orgullo nacional durante años en Sudáfrica gracias a sus éxitos deportivos unidos a su sonrisa de play-boy, el nombre de Oscar Pistorius se encuentra ahora asociado al sistema penal de su país.

Su celebridad mundial llegó cuando participó junto a atletas válidos en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, donde corrió con sus dos prótesis, que le valieron el apodo de "Blade Runner".

Nadie en Sudáfrica discute si la jueza acertó al descartar la premeditación, si bien muchos rechazan admitir que Pistorius no calculara las consecuencias de su actos y la posibilidad de matar, si no a Reeva, al ladrón.

La controversia aumentó la semana pasada, cuando otro magistrado sentenció como homicidio involuntario un accidente de coche, que mató a cuatro niños en Soweto, y que un juez de primera instancia consideró homicidio, ya que el encausado, un conocido cantante, conducía bajo los efectos de la droga.

"La impresión que da todo esto, es que somos demasiado clementes", comentó el abogado Martin Hood. "Existen magistrados y jueces que pueden aplicar penas severas, pero no lo hacen. Fundamentalmente, falta en este país una cultura del castigo y de la responsabilidad".

Un responsable penitenciario sugirió el lunes condenar a Oscar Pistorius a trabajos de interés general, ante el tribunal que debe fijar la pena del atleta sudafricano, culpable de homicidio involuntario contra su mujer.

La defensa convocó hoy a dos testigos para apoyar su petición de una condena moderada: su psicóloga, Lore Hartzenberg, que mencionó los remordimientos sinceros de Pistorius, y el citado responsable penitenciario, Joel Maringa.

En la reapertura del juicio contra el atleta, este lunes en Pretoria, Maringa sugirió, basándose en un informe elaborado por sus servicios, que Pistorius sea condenado a trabajos de interés general de 16 horas mensuales, bajo el régimen de arresto domiciliario durante tres años.

"El acusado beneficiará de una vigilancia correccional y tendrá la posibilidad de reestructurarse y modificar su comportamiento", precisó Maringa, cuya labor consiste en tratar de desatorar las cárceles sudafricanas.