No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Justo Orozco deja presidencia de Renovación Costarricense: Un grupo de fariseos nos robó el partido

​El Comité Ejecutivo de la agrupación no solicitará la prórroga de su nombramiento ante el Tribunal Supremo de Elecciones

El dos veces diputado y controvertido pastor, Justo Orozco, decidió dejar la presidencia del Partido Renovación Costarricense (PRC), una agrupación que él mismo fundó junto a un grupo de evangélicos en 1995. De esta forma, el abogado también se hace un lado de las decisiones de la agrupación.

Orozco y los otros miembros del Comité Ejecutivo Nacional del partido decidieron por acuerdo unánime no pedir la prórroga de sus nombramientos ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE). Su plazo en el cargo se vence este sábado 27 de mayo.

Justo Orozco aseguró este viernes en entrevista con AmeliaRueda.com que prefiere dejar la presidencia de Renovación Costarricense antes de tener que acudir al funeral de su partido. "Un grupo de fariseos, de personas que ni son pastores, nos robó el partido. Los diputados Gonzalo Ramírez y Abelino Esquivel tienen otros intereses, nunca colaboraron con el 5% de su salario como exige el Estatuto del partido. Nos dieron la espalda siempre".

En un comunicado emitido este viernes el Comité Ejecutivo del PRC explicó la razones por las cuales dejan sus cargos y se apartan de la agrupación.

El documento detalla fuertes acusaciones com motivos para tomar la decisión.

El vicepresidente de la agrupación política, Rafael Matamoros, comentó vía telefónica que la decisión de dejar los puestos del Comité Ejecutivo del partido no afectará el proceso de renovación de estructuras que se lleva para lograr la participación en las elecciones nacionales del 2018.

Los miembros que dejarán sus puestos a partir de este sábado son el presidente del partido, Justo Orozco; el vicepresidente, Rafael Matamoros y la tesorera, Xinia Jiménez.

Matamoros dijo que en el partido existe una "camarilla de usurpadores" dirigida por el actual secretario general, Jimmy Soto quien cuenta con el apoyo de los actuales diputados por esa agrupación, Abelino Esquivel y Gonzalo Ramírez. El grupo, lo completa Daniel Gallardo, actual asesor de Ramírez y exdiputado por el Partido Liberación Nacional (PLN).

Para el Vicepresidente del PRC, este grupo de personas le dieron la espalda al partido y se "robaron" la plataforma política para llegar al poder en diferentes cargos en las elecciones del 2018.

"Abelino y Gonzalo no han aportado económicamente al partido, no han puesto un cinco en estos años. Gallardo es liberacionista y trabajó para que Antonio Álvarez ganará la convención del PLN, ahora quiere ser candidato a diputado. Jimmy Soto no ha asistido durante dos años a las reuniones del Comité Ejecutivo Nacional del partido y contra nuestra voluntad, inició un proceso para renovar las estructuras de cara a las elecciones presidenciales del 2018", aseveró Matamoros.

Pasado convulso

En noviembre del 2016, el la cúpula del PRC decidió declarar a los diputados Abelino Esquivel y Gonzalo Ramírez, como "no gratos" debido a que presuntamente incumplieron con los aportes económicos y a que se alejaron de la línea ideológica de la agrupación.

Esquivel y Ramírez recusaron ese acuerdo ante el TSE, bajo el alegato de que no se les sometió a un proceso previo ante el Tribunal de Ética del partido antes de que se les impusiera la sanción.

El TSE le dio la razón a los legisladores evangélicos y por ende, continúan en las filas del partido.

Gonzalo Ramírez logró la presidencia de la Asamblea Legislativa el pasado 1 de mayo tras recibir el apoyo de la fracción del PLN, a cambio el nuevo jerarca del Congreso otorgó comisiones de interés a diputados liberacionistas.

A Ramírez también se le cuestionó por la cercanía con el ahora candidato presidencial verdiblanco, Antonio Álvarez Desanti. Su esposa, la vicealcadesa de San José, Paula Vargas, trabajó en campaña con Johnny Araya bajo la bandera del partido cristiano Alianza por San José.

Luego de lograr la alcaldía, Araya regresó a las tiendas liberacionistas para sumarse a la campaña de Álvarez Desanti.

Esta coyuntura política y la cercanía de sus diputados con el PLN, también generó molestia dentro de la cúpula del Partido Renovación Costarricense comandado hasta este sábado por Justo Orozco.

El controvertido pastor Orozco fue dos veces diputado en los periodos 1998-2002 y 2010-2014 bajo la bandera del PRC. Cuestionado por sus comentarios y posiciones frente a la igualdad de derechos para la población LGBTI y en contra de procedimientos como la Fertilización In Vitro (FIV).

Sobre el tema se procuró la versión de Gonzalo Ramírez y de Abelino Esquivel pero al cierre de este artículo no habían respondido. Un asesor de Ramírez dijo que lo hará en el transcurso de la tarde.

Colaboró el periodista Frank Rodríguez.