No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

"La finca queda mucho más limpia, pero todavía quedan algunos charrales", dice Solís

​Mandatario utilizó metáfora para asegurar que dejó una mejor Costa Rica que hace cuatro años

En su última actividad oficial, Luis Guillermo Solís Rivera, presidente de la República se refirió a como deja Costa Rica: “Queda mucho más limpia, más ordenada. Los carriles están hechos.... Todavía hay charral en algunas partes”.

De esta forma, el mandatario -un día antes de dejar el cargo- revalidó aquella declaración que ofreció al diario La Nación cuando recién asumía la silla presidencial un 25 de mayo 2014, para asegurar que había recibido una Costa Rica “encharralada”, de manos de su sucesora, Laura Chinchilla Miranda (2010-2014).

Su último acto lo ubicó esta mañana en el occidente de Alajuela, al lado de un grueso de su gabinete ministerial y de quienes le acompañaron en la fórmula presidencial con la que el Partido Acción Ciudadana (PAC) llegó por primera vez al poder.

Mientras se dirigía al gimnasio del centro educativo para hacer entrega oficial de su construcción, Solís respondió ante la consulta de un periodista de Repretel: “No todos los bichos que estaban en la finca se han sacado, pero muchos de ellos sí. Cuesta mucho sacarlos, están muy adentro en las cuevas y hay una resistencia muy grande al cambio y se ha ido arreglando mucho la finca”.

De seguido, a apenas pasos de la entrada del recinto, culminó: “Los palos están deslumbrados, la cosecha ya vuelve, el agua ya se trajo a la finca y en ese sentido figurado, creo que estamos en un mejor momento”.

Prácticamente de inmediato, su periodista interrumpió la conversación aduciendo que era necesario seguir adelante con los tiempos del acto, dejando si posibilidades a la prensa de consultarle a Solís sobre a quienes se refería como “bichos”.

El gobernante entregará la banda presidencial a Carlos Alvarado Quesada este martes 8 de mayo, a eso de las 9:00 a.m. El evento se celebrará en la Plaza de la Democracia, ante unas 3.500 personas.